Luis Bárcenas, extesorero y exsenador del PP, confirmó ayer al juez Pablo Ruz que la empresa Tesedul, que creó en el 2009 tras ser imputado en el caso Gürtel por el Tribunal Supremo, se ha acogido a la amnistía fiscal promovida por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. También le ha informado de que ha realizado una declaración complementaria en el impuesto de sociedades el pasado 28 de diciembre. Esta información será ahora examinada por la fiscalía anticorrupción, que también debe pronunciarse sobre la vía por la que se investigarán los sobresueldos cobrados por dirigentes del PP.

En el escrito que ayer remitió Bárcenas se explica que su empresa se acogió a la amnistía fiscal, por lo que ha abonado al erario público el 10% de 10.988.040 euros. También que realizó una complementaria del impuesto de sociedades correspondiente al ejercicio del 2011 a nombre de Tesedul el pasado 28 de diciembre por un importe de 317.995 euros. Además, el exdirigente popular ha presentado al juez los justificantes de sus ingresos al erario público y le ha explicado que ha regularizado estas cantidades porque la declaración de impuestos no había prescrito.

Esta documentación ha sido presentada después de que se descubriera que Bárcenas había llegado a ocultar hasta 22 millones de euros en cuatro cuentas de Suiza en el 2007 y que creó Tesedul cuando abrió otras cuentas a las que trasladó el dinero tras ser imputado por el Tribunal Supremo en el 2009. Estas cuentas fueron abiertas en el 2001 y tuvieron un saldo de 14.885.976 a finales del 2005; 19.757.330 en el 2006; 22.144.832 en el 2007; 13.673.661 en el 2008, y 11.853.921 en el 2009.

LAS REACCIONES El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, reiteró ayer en los pasillos del Congreso de los Diputados, como hizo la semana pasada ante el pleno, que Bárcenas no se ha acogido a la amnistía fiscal "como persona física ni como persona jurídica" sino a través de "interpuestos". Pero esto, agregó, "no afecta para nada a los procesos en marcha". "La regularización no afecta a esta situación judicial ni de seguimiento de control administrativo al que pueda ser sometido", enfatizó.

Por su parte, el dirigente socialista Oscar López pidió la dimisión de Montoro. "No puede seguir siendo ministro", publicó en Twitter. Y el portavoz del PSOE en la comisión de Hacienda, Pedro Saura, volvió a denunciar "el coladero" que ha supuesto la amnistía fiscal para delincuentes y defraudadores. Se hizo "como un traje a medida", denunció.