El PP no llamará a declarar a Luis Bárcenas en la investigación interna a la que serán sometidas las cuentas del partido, bajo el pretexto de que el también exsenador está sometido a una investigación por parte de los tribunales que "prima sobre todo lo demás". "Cuando una persona está en un procedimiento judicial, huelga decir que lo que pueda hacer un partido es absurdo porque quien tiene más autoridad y más medios es quien está llevando a cabo el procedimiento judicial", justificó María Dolores de Cospedal.

La número dos del PP explicó que no ha mantenido "ninguna conversación" ni con Bárcenas ni con sus abogados dado que, en su opinión, es "estéril" hacerlo con una investigación en marcha. Cospedal rechazó la apertura de una comisión parlamentaria como exige el PSOE: "Todavía está pendiente el procedimiento judicial del 'caso Filesa', y no hay una comisión parlamentaria".