El exgerente del PP balear Antonio López, la cuñada del expresidente balear Jaume Matas y altos cargos populares, como el hasta ayer director insular de la Administración del Estado en Menorca, Antoni Juaneda, y el alcalde de Inca, Rafel Torres, son algunos de los imputados que la semana próxima prestarán declaración por la trama balear de la red Gürtel ante el juez de Palma José Castro, quien ayer levantó el secreto de sumario tras dos año y medio de investigación de la presunta financiación ilegal del partido entre los años 2003 y 2007. El auto cita a ocho imputados y cuatro testigos que, entre el 5 y el 12 de noviembre, formarán parte de "una primera tanda" de declaraciones, según fuentes de la investigación que rastrea la contratación del Govern balear presidido por Jaume Matas con la empresa Over Marketing y sus filiales.

Las confesiones de directivos de Over Marketing la pasada semana en Madrid ante Castro y el fiscal Anticorrupción Pedro Horrach han clarificado la trama de pagos por servicios ficticios e hinchados que la administración pública balear y algunos empresarios hoteleros (Hotetur Club, TBS Hoteles, Hoteles y Aparhoteles Garden y Triauno) hacían a la citada firma publicitaria con la finalidad última de cubrir gastos electorales del PP balear. Entre las campañas sospechosas, el auto señala una de 450.000 euros sobre "sensibilización en los países en vías de desarrollo", otra de 267.000 euros de "divulgación del Plan Sociosanitario" y otra de 263.262 euros sobre salud laboral, además de múltiples contratos menores de diversas carteras. La consejería de Hacienda pagó 10.781 euros por una "preparación de rueda de prensa en Inca", según la documentación intervenida, que también refleja irregularidades en las asistencias a ferias turísticas y pagos en negro.

FACTURAS EN EL FAX Sobre estos extremos se interrogará a Antonio López, gerente del PP hasta el 2003, quien en un anterior interrogatorio acabó reconociendo que empleó el fax de su comercio de electrodomésticos para el trasiego de facturas. Su sucesor y cuñado de Matas, Fernando Areal, no ha sido citado por ahora, pero sí su esposa, Encarnación Padilla, que fue directora general de Innovación y firmó contratos. Otra de las imputadas, María Luisa Durán, deberá responder por las campañas de la consejería de Salud, donde trabajó hasta ser fichada por Over.

Javier Rodrigo de Santos saldrá de la prisión para declarar, ya que cumple condena por haber pagado los servicios de un club de alterne con la Visa del Ayuntamiento de Palma y por abusos de menores. Rodrigo de Santos dirigió la campaña electoral del PP en el 2003 y deberá responder sobre un contrato publicitario del parque público de Sa Riera con Over. Por parte de la firma publicitaria, prestarán declaración como imputados José Ignacio Rodríguez y Enriqueta Sierra por su "implicación en expedientes de contratación pública, facturas ficticias y cobros en supuesto dinero fiscalmente opaco". El PP aseguró que los imputados pondrán su cargo a disposición del partido. Juaneda dimitió ayer mismo.