"El PP ha perdido su mayoría social, aunque no se refleje electoralmente --dijo Alfredo Pérez Rubalcaba--. Pero esa mayoría no ha encontrado un proyecto alternativo. Los resultados admiten muchas matizaciones". El hizo varias. Sobre Galicia, donde el PSOE perdió siete escaños, señaló que allí el PP es un partido muy fuerte y que los ciudadanos no percibieron que había "un gobierno alternativo posible". Aun así, el desenlace, añadió, fue el que él mismo anticipaba.

El de Euskadi es un caso más específico. Por Bildu, la ausencia de violencia y el apoyo del PP al Gobierno del PSE. "El resultado es aceptable . Aunque Patxi López ha hecho una magnífica gestión y esperábamos que fuese algo mejor", reconoció.