La Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes) presentó ayer una querella en la Audiencia Nacional por incitación al odio contra los impulsores de los actos en favor de las selecciones nacionales catalana y vasca y contra el himno español durante el partido del próximo viernes. En el 2009, el juez Santiago Pedraz ya rechazó una demanda de Denaes por la pitada que recibió el Rey en la final de Copa que disputaron Barça y Athletic Club de Bilbao.

En concreto, la fundación ha solicitado al juez que actúe penalmente contra el presidente de Catalunya Acció, Santiago Espot, y los responsables de la Plataforma Proselecciones Vascas, a los que acusa de los delitos de ultraje a la nación, provocación a la discriminación, el odio y la violencia contra grupos o asociaciones por su origen nacional, provocación a la sedición y desórdenes públicos.