El PP está buscando un acuerdo con el PSOE para presentar una enmienda conjunta a la moción que Unión, Progreso y Democracia (UPyD) someterá a votación este martes en el Pleno del Congreso y en la que insta al Gobierno a iniciar ya el procedimiento de ilegalización de las coaliciones abertzales Bildu y Amaiur.

Según han informado a Europa Press fuentes 'populares', el partido que apoya al Gobierno ya ha iniciado los contactos con el PSOE para cerrar una posición común en torno a este tema, aunque las negociaciones podrían prolongarse hasta la misma tarde de la votación.

La moción de UPyD es consecuencia de la interpelación que su portavoz, Rosa Díez, dirigió la pasada semana al titular de Interior, Jorge Fernández Díaz. UPyD considera que ya hay pruebas suficientes que demuestran la vinculación de estas dos coaliciones con ETA y Batasuna. De hecho en los diez folios de su moción incluyen numerosas de esas evidencias y emplazan directamente al Gobierno dé luz verde a su ilegalización.

ESPERAR LA SENTENCIA SOBRE SORTU

Durante su debate con Díez, el ministro recomendó a la líder de UPyD esperar la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el recurso que Sortu presentó contra su no inscripción en el Registro de Partidos Políticos antes de abrir el proceso para ilegalizar Amaiur y Bildu. Esa apelación a la prudencia fue tachada de "cobardía" por Rosa Díez.

Basándose en la posición fijada por Fernández Díaz, el PP va a intentar pactar con el PSOE --que estará representado en el debate por el exministro de la Presidencia y portavoz en la Comisión Constitucional, Ramón Jáuregui-- un texto que sustituya al inicialmente registrado por UPyD.

En el caso de que los dos partidos mayoritarios alcanzasen un acuerdo, para que éste se sometiera a votación tendría que contar con la aquiescencia de UPyD, al ser esta formación dueña de la moción original.

LOS DIPUTADOS DE AMAIUR, TESTIGOS DEL DEBATE

Esta no es la primera vez que la ilegalización de Bildu se debate en el Pleno del Congreso. Hace menos de un año, en el último debate sobre el Estado de la Nación, fueron precisamente PP, UPyD y Unión del Pueblo Navarro, los que pactaron una propuesta de resolución en la que se instaba al entonces Gobierno socialista a extremar la vigilancia sobre Bildu para, en su caso, instar la ilegalización de esta formación.

Sin embargo, siete meses después las circunstancias han cambiado porque la izquierda abertzale ha logrado no sólo presentarse a las elecciones generales, sino que cuenta con siete diputados en el Congreso que este martes serán testigos del debate y podrán votar en contra del texto que persigue su salida de las instituciones.