La investigación de la pieza separada número 25 del caso Palma Arena , por la que está imputado Iñaki Urdangarín, tiene en el punto de mira otro evento millonario, la competición de vela Volvo Ocean Race, después de que varios empleados del entramado Nóos --que dirigieron el duque de Palma y su socio, Diego Torres-- confirmaran que trabajaron para este evento.

La Sociedad Gestora para la Imagen Estratégica y Promocional de la Comunidad Valenciana firmó, en el 2006, el convenio por cinco millones de euros para organizar la salida de la regata desde el puerto de Alicante, el 11 de octubre del 2008. Aunque el desembolso debía realizarse en tres años, la cantidad se satisfizo "en su integridad al finalizar el 2007", según la Sindicatura de Cuentas valenciana, que detectó muchas irregularidades en la gestión del evento.

La mencionada sociedad fue creada por el Gobierno de Francisco Camps --y financiada con fondos de la Consejería de Presidencia-- pocos días antes de contratar a Nóos unos juegos europeos que no llegaron a celebrarse y por los que Urdangarín y Torres cobraron 382.000 euros.

Con objeto de investigar el papel del Instituto Nóos en la Volvo Ocean Race, el fiscal anticorrupción de Palma Pedro Horrach viajó de urgencia a Valencia el viernes de la semana pasada y ayer todavía seguía allí. El portavoz de la Generalitat, José Ciscar, dijo que la fiscalía había solicitado documentación y tomado testimonio, entre otros, a un secretario de Presidencia.

PLAN DESAPARECIDO Horrach también acudió a la sede de Lobby de Comunicación, empresa de Miguel Zorío, quien encargó a empresas de Urdangarín y Torres estudios de viabilidad por 336.000 euros antes y después de ser subcontratado por Nóos para los juegos europeos por 249.000 euros. La factura que emitió sirvió para justificar gastos e incluía planes de comunicación que no han aparecido.

Mientras, en Palma, la expectación se concentrará hoy en la declaración ante el juez José Castro del arrepentido José Luis Ballester, regatista olímpico y exdirector general de Deportes de Baleares. Ballester sostiene que tanto el patrocinio del equipo ciclista como los Forum Illes Balears fueron propuestos por Urdangarín y aceptados por el expresidente Jaume Matas.