La izquierda aberzale ha anunciado que el próximo domingo, 26 de febrero, realizará una declaración para contribuir a la "construcción" de la paz. Ese documento se hará público en un acto al que acudirá una delegación internacional, de la que formarán parte representantes de países "que han superado sus conflictos con procesos democráticos", según han explicado los dirigentes independentistas Rufi Etxeberria y Maribi Ugarteburu.

El texto que presentará el mundo de Batasuna estará apoyada en cinco "ejes": la búsqueda de una paz duradera, la necesidad de "conocer la verdad" sobre lo ocurrido en los últimos años en Euskadi, el reto de "dar respuesta a las consecuencias del conflicto", en alusión principalmente a los presos, el diálogo y el "acuerdo democrático" como clave para construir el futuro, y "el reconocimiento desde el respeto mutuo".

Etxeberria ha afirmado que esos cinco puntos son el camino para alcanzar "un escenario de soluciones definitivas" en el que todas las partes "resultemos ganadores". Con ese objetivo, ha realizado una llamada "a la unidad" que rompa "los discursos y las políticas del pasado".

Demanda al Gobierno español

El portavoz aberzale ha aludido a las declaraciones del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien el pasado miércoles afirmó que ETA tiene "una dimensión política que no podemos obviar". Esas palabras evidencian, en su opinión, las "dificultades crecientes" del Gobierno popular para "mantenerse en el inmovilismo".

De igual forma, Etxeberria ha apelado a la "soledad política" que sufre el PP, y le ha recomendado que "mueva ficha" ante "la demanda social y política", y también "ante la interpelación internacional".