El PP se ha lanzado de lleno a arropar y a ensalzar la figura de Francisco Camps después de que el expresidente valenciano fuera absuelto el miércoles, junto al exsecretario general del PPCV Ricardo Costa, de la causa de los trajes de la trama Gürtel. Una de las primeras en hacerlo ha sido la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, que ha expresado la satisfacción del partido, que siempre ha defendido su inocencia, y ha exigido a quienes les acusaban que se disculpen. "Algunos, singularmente el PSOE, deberían pedir excusas", ha señalado antes de preguntarse "¿quién repone ahora la honorabilidad y el buen nombre de ambos?", sometidos "a juicios especiales, sumarísimos y paralelos".

Otros dirigentes del partido no han escatimado elogios. El vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, ha asegurado que al expresidente valenciano no hay que rehabilitarle porque está perfectamente rehabilitado y ha asegurado que continuará su carrera política "si así lo desea". González Pons ha lamentado el coste que todo este proceso ha supuesto para la justicia. "Y todo esto, ¿quién lo paga?", ha señalado para recordar que durante tres años la Fiscalía ha perseguido a Camps por "un tema muy menor" y le ha sometido a un juicio en el que se "han ventilado" sus conversaciones telefónicas "a los cuatro vientos" y su intimidad "ha sido muy dañada".

"¿Cuánto ha costado este juicio"?

González Pons se ha negado a valorar lo ajustado del veredicto --cinco votos a favor de la inocencia y cuatro en contra--. "Eso es intentar encontrar la letra pequeña para justificar que durante tres años a Camps se le ha acusado porque le habían regalado tres trajes que valen doce mil euros. ¿Cuánto ha valido cada día de sesión de este juicio, cuánto ha costado este juicio?", ha insistido. Y ha exigido que alguien dé "una explicación" por "el fracaso rotundo de la Fiscalía".

Por su parte, el exministro y coordinador de justicia del PP, Federico Trillo, ha puesto a Camps de "ejemplo de sacrificio y entrega" por sacrificar su presidencia para "demostrar la verdad". Y el presidente de los populares andaluces, Javier Arenas, ha manifestado su "gran alegría" por la sentencia y ha recordado que siempre ha defendido que el expresidente es una persona "de forma de vida muy austera y honesta".