Jordi Pujol reveló ayer por la tarde en Catalunya Radio que había votado anticipadamente en la consulta soberanista del próximo 10 de abril en Barcelona, y que lo había hecho a favor de la independencia. Según fuentes de CDC, era el paso lógico después de que el ex presidente de la Generalitat advirtiera en enero, en un editorial de su centro de estudios, de que Cataluña corría el riesgo de desaparecer si no se independizaba.

Hace un par de meses, no obstante, Pujol cuestionó que el 10-A fuera la fecha idónea para el referendo, a poco más de un mes de las elecciones municipales. "Que mucha gente manifieste su desacuerdo con España y reafirme su catalanidad es un gesto muy importante", justificó ayer el ex presidente. El líder de UDC, José Antonio Duran Lleida, se ha declarado contrario a participar en la consulta.