El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, ha llegado esta tarde a la sede del Consejo Europeo en Bruselas para participar en la cumbre de la UE, donde presentará su programa para cumplir con el Pacto del euro. La cumbre de hoy estará marcada por la crisis política y económica de Portugal y la llegada de Zapatero ha estado precedida por declaraciones de diversos dirigentes que han descartado cualquier comparación con España, desde el líder del PP, Mariano Rajoy, que ha participado en la reunión del Partido Popular Europeo, hasta el vicepresidente de la Comisión, Joaquín Almunia. Según avanzaron el miércoles fuentes del Ejecutivo, Zapatero tiene intención de presentar ante sus socios europeos una docena de medidas, algunas ya en marcha y varias nuevas, para mostrar el compromiso de España con el plan de competitividad en la zona euro. El Gobierno ha comentado la posibilidad de hacer retoques legislativos para garantizar un estricto control del déficit público y de la deuda y prepara un plan de lucha contra la economía sumergida. Zapatero acude a la cumbre sin que se haya cerrado la reforma de la negociación colectiva, aunque los sindicatos se han mostrado optimistas, y destacará las iniciativas ya puestas en marcha, como la reforma laboral, la de las pensiones o la reestructuración del sistema financiero. A última hora, los jefes de Estado y de Gobierno de los Veintisiete analizarán en una cena de trabajo la intervención militar en Libia, en la que España participa con cuatro cazas F-18, un avión de reabastecimiento en vuelo, una fragata, un submarino y un avión de vigilancia marítima.