Los populares están dando los últimos retoques a su programa marco local, esto es, las propuestas que defenderán todos sus candidatos a alcalde en las elecciones de mayo. En dicho documento, elaborado por la dirección nacional, se recoge el compromiso de suprimir las competencias que gestionan las administraciones locales de forma "impropia", pues en realidad son responsabilidad de las autonomías.

"Articularemos un sistema competencial claro y preciso de los gobiernos locales que clarifique los servicios que prestan, suprimiendo las competencias impropias y asegurando una financiación adecuada", subraya el texto.

Las medidas que el partido de Mariano Rajoy pretende llevar a la práctica tras el 22-M en casi todas las capitales de provincia (según las encuestas) y cientos de municipios serán presentadas, oficialmente, en una reunión interna en Toledo el próximo fin de semana. El PP busca que ninguno de sus candidatos se niegue a asumir iniciativas como la de "remover los obstáculos que supone el minifundismo municipal" en pro de la oferta conjunta de servicios, a fin de ahorrar costes. "Plantearemos la realización de convenios entre ayuntamientos, destinados a realizar servicios comunes y cubrir necesidades concretas ... mediante el intercambio de medios humanos y materiales", señala el texto.

La crisis y la necesidad de financiación de los entes locales ocupan buena parte del borrador, en el que se defiende que los ayuntamientos tengan representación en los órganos de negociación de los sistemas de financiación. "Promoveremos un mecanismo de participación en los tributos del Estado y las comunidades y llevaremos a cabo una revisión del sistema tributario municipal", añaden. Finalmente, los alcaldables del PP se comprometen a ajustar sus salarios a su responsabilidad.