El ministro de Fomento, José Blanco, reconoció ayer que, "honestamente", no ve ni al vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ni a la ministra de Defensa, Carme Chacón, compitiendo en un proceso de primarias, en el caso de el que el jefe del Ejecutivo y secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, decidiera no presentarse como cabeza de lista en las próximas elecciones generales del 2012.

En una entrevista en Tele 5, Blanco recordó que el PSOE tiene un "instinto ganador" que llevará al partido a tomar la "mejor decisión" si Zapatero decide abandonar el cargo. Así, aseveró que, en este caso, los socialistas tomarán la decisión "pensando" en la persona "más capacitada" y con "más posibilidades" para ganar los comicios.

Blanco defendió los tiempos que está manejando el presidente del Gobierno y recordó que él no es su portavoz y que "solo" le corresponde a Zapatero pronunciarse al respecto. "Ha manejado muy bien los tiempos políticos. Y ha llevado al PSOE a tener resultados positivos durante este tiempo como secretario general de los socialistas", recalcó el también secretario de organización del PSOE. Asimismo, Blanco recordó que en el año 2003 el PP se presentó a las elecciones municipales sin "desvelar" cuál sería el sucesor de José María Aznar.

El ministro de Fomento también recordó que las estrategias de campaña "no se cuentan", sino que "se aplican" --tal y como le enseñó Alfonso Guerra--, ya que, si no, se "dan armas al adversario". De este modo, aseguró que los socialistas tienen "por delante" la tarea de explicar "cuál es el futuro" que desean para cada comunidad autónoma y para cada pueblo.

"Me sorprenden muchas cosas que leo y escucho, porque no responden a la verdad pero, en todo caso, tenemos una tarea por delante, que es la de explicar cuál es el futuro que deseamos para cada región", subrayó Blanco, para recalcar que, cuando visita las ciudades españolas, la gente le pregunta por el "empleo, la sanidad o la educación" y "casi nadie" por la decisión que tomará Zapatero.