El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho que, "dada la situación de ETA en este momento", la detención hoy en Francia de Mikel Carrera, considerado el "número uno" de la banda en la actualidad, es "más importante" que la de Garikoitz Aspiazu, "Txeroki", en noviembre de 2008.

En una rueda de prensa en la sede del Ministerio, Rubalcaba ha destacado la "calidad" de la operación policial, en la que, además de Kabikoitz Carrera, ha sido detenido el presunto "número dos" del aparato militar de ETA, Arkaitz Aguirregabiria del Barrio.

"Desde el punto de vista operativo, el traspié de la banda es importante, se ha detenido a su jefe y al que, si era arrestado, le iba a suceder", ha dicho el titular de Interior, que ha insistido en que Carrera era "el objetivo principal" de las Fuerzas de Seguridad españolas.

Aguirregabiria, mientras, era "la persona más buscada" por los servicios de información antiterrorista franceses por su presunta participación en el tiroteo que costó la vida a un agente francés, con lo que han caído los dos más perseguidos por ambos países.

Pero además se da la circunstancia de que los etarras detenidos en Bayona se encontraban reunidos, según ha señalado el ministro, quien no ha querido precisar si preparaban alguna acción, aunque ha dicho que estaban trabajando en lo suyo. "Les aseguro que no estaban rezando el rosario", ha ironizado.

Tras felicitar a las fuerzas francesas, a la Guardia Civil y al CNI, el ministro ha recordado que la detención de Carrera se produce justamente dos años después de que cayera el entonces "número uno" de la banda, Francisco Javier López Peña, alias "Thierry", en Burdeos.

A ello se suma que Carrera era el único miembro de la dirección de ETA que decidió romper la última tregua que aún no había sido detenido.

"Ya han caído todos", ha subrayado el ministro para avalar la eficacia policial que ha permitido detener desde "Thierry" a otros seis dirigentes de la organización terrorista. La operación desarrollada en el sur de Francia ha sido posible gracias al seguimiento que las fuerzas de seguridad españolas y francesas mantenían sobre uno de los detenidos, Benoit Aramendi, un ciudadano galo, "viejo conocido" de la policía.

Fruto de esa vigilancia, a comienzos de esta semana se pudo detectar la presencia de tres de los detenidos cuando accedían a un vehículo y localizar el piso que habitaban, en el que se han hallado tres pistolas y material informático, por lo que se procedió a su arresto ante el peligro de que pudieran huir.

Rubalcaba se ha mostrado convencido de que Carrera "está detrás" de algunas de las actuaciones de ETA de los últimos meses, como el traslado de explosivos a Portugal, la explosión de una furgoneta-bomba en la casa cuartel de Burgos y del asesinato de dos guardias civiles en Mallorca en julio del año pasado.

"Era una persona innovadora", ha precisado el ministro, quien considera que el etarra es el responsable de algunos cambios que ETA había intentado introducir en su forma de operar en los últimos tiempos.

Sobre Arkaitz Agirregabiria, los servicios antiterroristas consideran que era el "numero dos" de la banda, el lugarteniente de Carrera, su futuro sustituto, al tiempo que se encargaba además de adiestrar a los terroristas.

Por su parte, Maite Aranalde, que huyó a Francia el pasado verano tras ser puesta en libertad bajo fianza por un "error judicial no imputable a nadie", el ministro ha dejado claro que ya avisó en su momento de que iba a ser detenida antes o después. "Yo ya avisé que la detendríamos y así ha sido", ha concluido.