Madrid El diputado del PP Jesús Merino (arriba, rodeado de periodistas) salió ayer "satisfecho" de su declaración ante el juez del Supremo que le ha imputado provisionalmente por su presunta implicación en el ´caso Gürtel´. Su comparecencia fue más corta que la de Bárcenas del día anterior y, tras hora y media de interrogatorio, mostró su "confianza en la justicia" y agradeció al juez que le haya permitido "aclarar" las "dudas" que le han llevado a estar acusado de un presunto delito de cohecho y fraude fiscal.