Gibraltar Miguel Angel Moratinos cruzó la verja a las 13.50 horas en un coche del que no se bajó para hacerse la foto histórica. Gibraltar le esperaba con alguna bandera británica más de lo habitual. El ministro de Exteriores se dirigió directamente al Rock Hotel para almorzar con su homólogo británico, David Miliband, y el ministro principal, Peter Caruana. Al finalizar, los tres se reunieron en el edificio que acoge la estación del teleférico más alta del Peñón y aprovecharon para ver las vistas y las disputadas aguas.