"La Policía Nacional nos ha ahorrado dolor y sufrimiento". Así explicó el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, la operación que permitió desarticular ayer un nuevo comando de ETA en Navarra preparado para perpetrar un atentado. Los agentes detuvieron a cuatro personas y localizaron 100 kilos de explosivos, dos revólveres y otros materiales, además de diversa documentación.

La operación se saldó con la captura de tres personas en Navarra y una cuarta en Valencia sospechosas de pertenecer al comando etarra, todas ellas con edades entre los 26 y los 29 años. Al parecer, disponían de información sobre posibles objetivos.

La Policía Nacional llevaba meses investigando a un grupo de personas por su posible relación con la banda terrorista, y las investigaciones permitieron detectar que habían recibido una entrega de armas y explosivos. Este hecho obligó a acelerar la captura de los sospechosos ante el temor de que pudieran comenzar a atentar.

La operación antiterrorista se inició a las tres de la pasada noche con la detención en una vivienda de Pamplona de Xabier Rey Urmeneta. También en el casco viejo pamplonica fue arrestado Aurken Sola Campillo, que ya había sido condenado por colaboración con ETA. En la localidad de Añorbe fue arrestado Sergio Boada Espoz. La cuarta detención, que se produjo en un inmueble de Valencia, fue la de Araitz Amatriain Jiménez, compañera de Xabier Rey.

PRESENCIA "CIRCUNSTANCIAL" Esta presencia en la capital valenciana ha sido calificada por las fuerzas de seguridad de "circunstancial", por lo que se descarta una presencia organizada de ETA en esta ciudad. Al parecer, la joven huyó de Pamplona ante el temor de ser detenida, pero se refugió en casa de unos familiares, donde fue localizada. Los agentes registraron los domicilios de los arrestados, así como otras viviendas de familiares, de las que sacaron numerosas cajas e incluso se llevaron un automóvil con una grúa.

PREVENCION Alfredo Pérez Rubalcaba afirmó que los cuatro detenidos integraban un comando de ETA "preparado para atentar" y calificó la operación policial como preventiva: "Es mucho mejor prevenir que curar". Aunque no quiso dar datos sobre los posibles objetivos de los terroristas, avanzó que "en principio" iban a actuar en Navarra. Con todo, felicitó a los agentes que han abortado el nacimiento del comando. "Nos han ahorrado dolor y sufrimiento", destacó.

El Ministerio del Interior informó de que en los registros fueron hallados dos revólveres del calibre 38 con munición, 79 kilos de nitrato amónico, 15 kilos de polvo de aluminio, 5 litros de nitrometano, cordón detonante, un kilo de pentrita, temporizadores y sistemas para la confección de bombas lapa. Este es el tipo de material con el que la banda armada ha elaborado los artefactos explosivos utilizados este año.

El líder del PP, Mariano Rajoy, afirmó que es la acción policial "el camino para acabar con el terrorismo", por lo que mostró su confianza en que el Gobierno mantenga su "rectificación". También el presidente del Gobierno navarro y de UPN, Miguel Sanz, aplaudió la operación.