El presidente del Parlamento Europeo, Josep Borrell, dio ayer instrucciones para que no se permitiera el acceso a la institución a Pernando Barrena, portavoz de la ilegalizada Batasuna, que pretendía intervenir en el acto Hacia un proceso de paz en el País Vasco, patrocinado por el grupo de los Verdes-Alianza Libre Europea con el respaldo de diputados de la Izquierda Unitaria Europea y del partido irlandés Sinn Féin.

Borrell, tras consultar a los servicios jurídicos de la institución, decidió que el dirigente vasco no podía acceder al edificio por pertenecer a una formación ilegalizada que figura, además, en la lista europea de organizaciones terroristas.

El acto en la Cámara se utilizó para presentar la Mesa para el Acuerdo en el País Vasco, que propicia resolver el problema terrorista mediante un diálogo político en el que participen todas las organizaciones vascas.

Mientras, en Bilbao, el portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, calificó ayer de "majadería" el vínculo que establece el PP entre el Estatuto catalán y ETA. Además, Otegi lanzó un aviso al PSOE para que "neutralice" la estrategia que inició el PP a fin de acorralar a la izquierda aberzale.

El emplazamiento de Otegi al Gobierno se produjo en una concentración ante la sede del PSE en Bilbao para protestar contra el macrojuicio al entramado de ETA que se sigue en la Audiencia Nacional. Precisamente, ayer fue el primer día en que no hubo incidentes en la sala. Tras las declaraciones de cuatro imputados, el tribunal suspendió el juicio hasta el próximo día 12.