Ahora en invierno con una mayor de virus circulando por los espacios cerrados y con la variante Ómicron a la cabeza de las enfermedades, los catarros, los resfriados y la fiebre se dan con mayor asiduidad.

La fiebre que generan estas infecciones puede generarnos mucho miedo por las tan altas temperaturas a las que llegamos, sobre todo los niños pequeños, cuyo sistema inmune sigue en construcción.

¿Cómo podemos bajarle esta fiebre? ¿Debemos bajarle a toda costa esta fiebre? Lucía Galán, más conocida como Lucía mi Pediatra, nos contesta a estas dudas.

¿Tenemos que bajar la fiebre siempre?

La fiebre no es nuestra enemiga. Es un mecanismo de defensa que nuestro cuerpo genera para combatir aquellos patógenos o infecciones que tenemos en nuestro cuerpo. “La fiebre no es una enfermedad, es un dato más, al igual que los vómitos, la diarrea, la mucosidad nasal o la tos”, señala Lucía.

¿Por qué se genera la fiebre? El cuerpo humano es sabio y cuando detecta un agente extraño, eleva la temperatura. “A los gérmenes les gusta reproducirse a temperaturas bajitas, y [nuestro cuerpo] sube la temperatura para ponérselo difícil”.

Por ese motivo, Lucía cuenta que “no tenemos que bajar la fiebre a toda costa”. “Esa elevación de temperatura estimula a nuestro sistema inmune. Como reacción a esta fiebre nuestro cuerpo entiende que tiene que activar nuestro sistema inmune para fabricar glóbulos blancos y anticuerpos”, añade.

¿En qué momento debemos bajar la fiebre con algún antitérmico?

Lucía es contundente: “Si nuestro hijo tiene 38,5, está hecho polvo y tirado en el sofá, tiene dolor y se queja, sí que podemos dar el antitérmico”. Pero concreta que, si tiene buen color, juega y está en movimiento, a pesar de tener fiebre, no hay que darle ni ibuprofeno ni paracetamol. Solo cuando haya malestar.

¿En qué momento hay que preocuparse e ir al pediatra?

Si nuestro hijo mantiene la fiebre durante más de tres días y al cuarto y quinto día empeora, debemos acudir al pediatra. Lucía repite que hay que estar atentos al estado general del niño.

¿Qué puedo hacer si tienen fiebre?

Lucía, mi pediatra da cuatro consejos

  • Desabrigarles: para que no aumente su temperatura corporal más.
  • Darles agua: ya que la fiebre les deshidrata.
  • Darles un baño con agua tibia
  • Mantener una temperatura de ambiente neutra (entre los 22 y los 24 grados).