Durante el presente curso académico seis nuevos centros de la provincia de Córdoba -los IES Gran Capitán, Ulia Fidentia y Álvarez Cubero y los CDP La Inmaculada, Virgen de la Fuensanta y Alemán-inician su andadura en el Proyecto Lingüístico de Centro (PLC), un ambicioso programa de la Consejería de Educación que aspira a mejorar la competencia en comunicación lingüística del alumnado implicando al profesorado de todas las asignaturas.

«El PLC parte de la convicción de que la mejora de las destrezas lingüísticas repercutirá positivamente en el rendimiento académico del alumnado en las diferentes materias que conforman el currículo, en la medida en que la lengua se utiliza como vehículo de acceso al saber y como herramienta que permite expresar los conocimientos adquiridos por los estudiantes en las distintas asignaturas», asegura Beatríz Martínez, asesora del Ámbito Lingüístico del CEP de Córdoba.

En este sentido, desde los Centros de Formación del Profesorado de la provincia se aúnan esfuerzos para ofrecer una amplia y variada gama de actividades formativas que sirvan de apoyo al PLC y que permitan garantizar el óptimo funcionamiento del mismo, con la intención de acompañar a los docentes que se hallan «inmersos» en dicho programa.

Acciones formativas

A principios de noviembre se llevó a cabo una jornada presencial que estuvo dirigida a los coordinadores del programa y en la que se proporcionaron las pautas para el diseño del Plan de Actuación que los centros han de preparar durante el presente mes y se compartieron ideas que ayudan a la dinamización del programa. «Con ese deseo de acompañar a los centros durante todo el recorrido, hay prevista una jornada de seguimiento del PLC en febrero y otra final en mayo que tendrán una carácter eminentemente útil y práctico», apunta Martínez.

Aparte de las jornadas mencionadas, se ofertarán múltiples actividades formativas relacionadas con la lectoescritura, la oralidad, la dinamización de la biblioteca escolar, las herramientas digitales vinculadas a la mejora de la competencia en comunicación lingüística, el Currículo Integrado de las Lenguas y las metodologías activas, que permiten trabajar las diferentes destrezas lingüísticas y que favorecen una educación inclusiva.

Además, cada centro dispondrá de una formación específica destinada a su claustro para dar respuesta a sus necesidades concretas, contando con la presencia de ponentes externos expertos en las temáticas que se demanden. «De ese modo, nuestros docentes estarán acompañados desde la formación a lo largo de todo el desarrollo del Proyecto Lingüístico de Centro para garantizar un óptimo resultado», subraya la asesora, quien añade que la formación del profesorado redundará en un claro beneficio para el alumnado, «sobre todo en lo que a la mejora de la competencia en comunicación lingüística se refiere, una competencia que resulta de vital importancia para garantizar el éxito del estudiante, tanto en su vida personal como académica y profesional».

El IES Canalejo Olmeda, tres años de PLC

El IES Emilio Canalejo Olmeda, de Montilla, es un claro ejemplo de la extraordinaria labor que se puede llevar a cabo en el desarrollo del PLC. Elena Raya Jiménez es quien lo coordina desde hace tres años, tiempo en el que han desarrollado un amplio trabajo. «Gracias a la colaboración de todos los compañeros del claustro hemos podido desarrollar diferentes actividades que redundan en el desarrollo de la competencia lingüística de nuestro alumnado», asegura. 

En este centro se han utilizado varias líneas de trabajo como por ejemplo la lectura, el fomento del papel de la biblioteca escolar y sobre todo el uso de las TIC ya que, a juicio de Raya, es «bastante importante» dar un impulso «definitivo» al uso de las redes sociales, a la creación de contenido donde el alumnado se vea reflejado de alguna manera y, sobre todo, a la difusión de las familias. «El PLC se ha convertido en una especie de eje vertebrador que recoge las aportaciones de distintos planes y proyectos» explica la coordinadora. A estos trabajos, tanto a pequeña como gran escala, suman el que considera, «el mayor de nuestros logros» que es el periódico digital Eco «donde todos aportan desde el punto de vista lingüístico».