Los alumnos de 2° del Programa de Cualificación Profesional Inicial (PCPI) de Jardinería del IES

Aras de Lucena han comenzado este curso un original proyecto. “Dentro del currículo del PCPI hay que desarrollar un proyecto impartido por la materia de Tecnología. Pensando en cómo

podía realizar un proyecto manual cuyo coste fuera mínimo, se me ocurrió recoger juguetes usados para arreglarlos y después donarlos a una ONG”, señala María Teresa Sánchez Montserrat, profesora del centro. La idea se la presentó al director del centro, Aurelio Fernandez, al que le pareció muy buena, por lo que el pasado mes de octubre, alumnos y profesora se pusieron en marcha. Comenzaron haciendo carteles para promocionar la recogida de

juguetes y, a continuación, los fueron recopilando. “Ahora nos encontramos en el proceso de reparacion, en el que los alumnos están poniendo en práctica sus conocimientos sobre materiales y propiedades, electricidad y electrónica, etcétera, para reparar cada uno de los juguetes que nos llegan”, afirma la profesora. A sus manos han llegado todo tipo de juguetes: peluches, muñecas, juguetes con circuitos eléctricos, patines, patinetes... Su misión no solo es arreglarlos, sino también limpiarlos y empaquetarlos para poder entregarlos a los niños y niñas que lo necesiten.

Lo que al principio surgió como una salida a la falta de presupuesto, se ha convertido ahora en una ilusión para los alumnos que reparan los juguetes para después poder donarlos. “Nuestro proyecto es ambicioso y queremos consolidarlo como taller en el centro para el alumnado de Compensatoria y 2° del PCPI”, destaca la profesora. Una parte de los regalos irán destinados a la Fundación Acuarela de Barrios, mientras que la otra parte se donará a la ONG Infancia Solidaria.

María Teresa Sánchez hace una valoración muy positiva de la puesta enmarcha de este proyecto,

“porque los alumnos están aprendiendo a valorar las cosas, a arreglar antes de tirar”. Aunque ya tienen empaquetados muchos juguetes, necesitan más, por lo que todas las personas que quieran colaborar pueden hacerles llegar sus juguetes. “Antes de que lleguen las vacaciones de Navidad, la ONG va a venir a retirar los juguetes y una idea que se está barajando es que sean los propios alumnos los que se conviertan en Reyes Magos por un día”, concluye.