Todo licenciado que desee dedicarse a la enseñanza en los niveles de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional debe realizar un curso de especialización didáctica, un máster, que le capacitará para la labor educativa. Hasta la Ley Orgánica de Educación, esta especialización tenía una duración de tres meses, lo que se modificó con la consideración de máster con una duración de un curso escolar, 60 créditos en el nuevo lenguaje universitario europeo.

Para el secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía, José Blanco, "los másteres deben ser pedagógicos ya que son en estas disciplinas en las que se debe formar el licenciado en Matemáticas, Lengua o Física, por ejemplo, puesto que en sus áreas están suficientemente formados". CCOO denuncia que "los planes de estudio de estos másteres vuelven a repetir contenidos de las áreas de conocimiento en las que ya están formados".