Comenzar a cuidarse es una tarea que normalmente se encomienda a personas de cierta edad pero que, en el ámbito educativo, se quiere inculcar en los alumnos para que la realicen desde su juventud. Para alcanzar ese objetivo, unos cuarenta centros de enseñanza de la provincia han incorporado a su agenda de actividades la aplicación del programa Forma Joven , el cual se desarrolla para asesorar a los jóvenes en temas relacionados con su salud y entre los que destacan --por lo importantes que son en esas edades-- los ámbitos de la sexualidad, las drogas, los trastornos alimenticios y, en definitiva, todo aquello que pueda afectar a la estabilidad física y emocional de la gente joven.

La iniciativa es considerada "fundamental" por el equipo docente y de orientación de cada instituto; y reflejo de ello es que el programa lo coordina la Consejería de Salud de la Junta a través de sus distintas delegaciones pero colaboran multitud de entidades como son la Consejería de Educación, el Instituto Andaluz de la Mujer y el Comisionado Andaluz para la Droga. En la ciudad, el IES Trasierra es uno de los recintos que lo aplica --en su caso, por primera vez-- y está gozando de unos excelentes resultados entre los estudiantes.

Lola López, una de las orientadoras del centro, explica que para llevar a cabo Forma Joven cuentan con la "voluntaria e imprescindible" participación de un equipo del Centro de Salud de Huerta de la Reina. Médicos, enfermeros, psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales aúnan esfuerzos para dar cobertura informativa y formativa a los jóvenes de este IES, al igual que otros compañeros hacen en otras escuelas adscritas al proyecto.

Las actividades se dirigen sobre todo a alumnos de 3º de la ESO en adelante, ya que son los que se empiezan a plantear cuestiones vinculadas a la temática del programa. En el Trasierra son los alumnos de los diferentes terceros los que han asistido a las charlas de educación socio afectiva que sirven, junto a otros actos e intervenciones en el aula, para "romper el hielo" e introducir a los jóvenes en la materia. Enseñanza de valores, conocimiento del aparato reproductor, divulgación de los anticonceptivos e información sobre las enfermedades de transmisión sexual centran las sesiones que tienen como cometido final, según López, que la juventud acuda a las citas individualizadas con la médica asesora, Antonia Ortega, que una vez por semana --ellos han tenido que ampliar a dos jornadas-- atiende consultas o aclara dudas a cualquier chico o chica de forma confidencial y, desde su experiencia, comenta que los jóvenes de hoy "conocen" aspectos de su salud pero suelen tener creencias incorrectas que, con iniciativas como Forma Joven , se quieren redirigir.