En la central de A Coruña

Un juez investigará a Naturgy por incremento abusivo de precios durante la pandemia

El magistrado admite a trámite la querella de la fiscalía que denuncia que la compañía actuó "con prevalimiento y abuso de su posición dominante” con precios "muy por encima de los resultantes de entornos de mayor competencia"

Archivo - Fachada de la sede de Naturgy, en Madrid (España)

Archivo - Fachada de la sede de Naturgy, en Madrid (España) / Eduardo Parra - Europa Press - Archivo

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha admitido a trámite la querella presentada por la fiscalía contra Naturgy Generación SLU por un delito relativo al mercado y los consumidores por presuntamente haber incrementado los precios de producción energética en su central térmica de ciclo combinado de Sabon 3 (A Coruña) entre marzo de 2019 y diciembre de 2020. 

Calama, que actúa en sustitución del titular del Juzgado Central de Instrucción número 2, Ismael Moreno, al correspondió la querella por reparto, ha hecho suyo el escrito de la Fiscalía que surge de una denuncia de la asociación de consumidores FACUA, que hacía referencia a la sanción de seis millones de euros que el 20 de julio de 2023 impuso la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC) a la compañía por la realización de ofertas a precios excesivos al mercado de restricciones técnicas para la manipulación del precio de los servicios de ajuste. La compañía tiene recurrida esta sanción ante la propia Audiencia Nacional.

En su querella, la fiscalía analiza el periodo temporal concernido en el que la compañía competía en la zona eléctrica de Galicia con otras seis centrales y concluye que determinó sus ofertas, no en función de su propio coste de producción, sino el de sus potenciales competidores. 

Para el ministerio público, Naturgy Generación SLU, “con prevalimiento y abuso de su posición dominante”, adoptó “de forma deliberada una estrategia de ofertas a precios no equitativos y muy por encima de los resultantes de entornos de mayor competencia, destinada a lograr un beneficio injustificado en el mercado de ajustes técnicos”. Esos sobrecostes de los servicios de los mercados de ajuste, según el relato de la querella, fueron internalizados por las comercializadoras y repercutidos a los consumidores, en función de las condiciones del contrato suscrito.

Más de 43 millones

La querella contextualiza los hechos en la situación de crisis económica y social derivada de los efectos del covid y de las medidas adoptadas por el decreto que establecía el estado de alarma dada la crisis sanitaria ocasionada por la pandemia. Según la querella, Naturgy Generación obtuvo un beneficio bruto de 43,2 millones de euros y líquido, tras el impacto del Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica, de 35,5 millones

El juez explica en su auto, que es recurrible en reforma ante el propio juez y en apelación ante la Sala, que en esta fase preliminar y sin perjuicio de ulterior tipificación, los hechos que vienen recogidos en la querella revisten caracteres de delito, por lo que procede su admisión a trámite y que las diligencias propuestas por el fiscal son útiles y deben practicarse.

Como primer paso, tal y como contempla la ley a la hora de proceder a la imputación de una persona jurídica, se ha dado copia de la querella al representante legal designado por la empresa, a quien se le ha informado de los hechos que se imputan a esta. Como primera diligencia se ha requerido a Naturgy el organigrama del órgano de administración de la sociedad desde marzo de 2019 hasta el día de la fecha, con las personas que lo han integrado.

Por su parte, Naturgy niega haber manipulado el precio del mercado eléctrico. En su defensa recuerda que el Tribunal Supremo le autorizó recientemente a cerrar 10 de sus plantas de generación, tal y como había solicitado por no resultarle rentable actuar en ese mercado. En concreto, en el periodo investigado por la CNMC, la central de Sabón registró pérdidas.

Dentro de su compromiso con sus clientes, Naturgy ha lanzado en los últimos años toda una serie de tarifas competitivas para ayudarles a mitigar el impacto del precio de la energía en las economías domésticas. Según la compañía, en 2021 "se adelantó varios meses a las medidas públicas para contener la subida del coste la energía a través de su iniciativa Compromiso Luz a 65 €/MWh por tres años, destinada a mitigar la fuerte escalada registrada en el mercado eléctrico" y "abarató el año pasado la factura energética más de un 30% a más de 1,5 millones de clientes en una acción muy similar".