Kiosco

Diario Córdoba

Tensiones en electrónica de consumo

Los móviles sufren más demanda que oferta para Black Friday

Las firmas de distribución reconocen problemas de suministro, especialmente en productos de reciente lanzamiento

Una tienda de The Phone House. periodico

Los productos tecnológicos de más éxito comercial sufren la crisis internacional de la cadena de suministro de productos y de la falta de chips. El teléfono móvil es el principal objeto de deseo tecnológico que se encuentra en el centro del círculo vicioso de alta demanda y escasa oferta que se ha acelerado desde hace un par de meses. Julian Balerdi, responsable de comercio electrónico de Dominion Global, matriz de The Phone House, define la situación como un cambio radical entre las relaciones entre distribución y fabricantes que ejemplifica claramente los efectos de una crisis de calado internacional. "Desde hace dos o tres meses en vez de poder decir mándame 5.000 unidades de tal o cual producto, la conversación ha cambiado y se ha dado la vuelta. La pregunta es cuánto me puedes enviar o cuánto te queda de tal producto. Sí hemos notado que la demanda actual es muy superior a la oferta", explica Balerdi. Desde la perspectiva de The Phone House, la situación es generalizada aunque con efectos más acusados en los productos de más demanda. Uno de los casos más llamativos en el del iPhone 13 para el que el desajuste entre oferta y demanda es más evidente y las listas de espera proliferan. La misma Apple ya reconoció que la falta de suministro de móviles le supuso dejar de ingresar unos 6.000 millones de dólares en el tercer trimestre de este año.

La estrategia de márketing de la escasez usada habitualmente en el pasado por Apple ahora impera por obligación en todas las marcas punteras de telefonía. Si en años anteriores cualquier terminal se abarataba un mes después de su lanzamiento, en la actualidad esas rebajas de precios no se han producido y las diferencias entre comercios son más estrechas. Balerdi aconseja que si se desea algún producto en concreto, lo mejor es comprarlo cuanto antes ya que en la situación actual no es posible avanzar cuando se normalizarán las cadenas de suministro. En su opinión, el Black Friday de este año se va a parecer a la puerta de El Corte Inglés hace algunos años el primer día de rebajas: todos los consumidores están esperando la oportunidad de comprar al mismo tiempo, por lo que los productos más demandados se agotarán.

La salida a esta situación de dependencia de determinados productos y proveedores la están esquivando las firmas mediante la diversificación de la oferta en la web y en los servicios ofrecidos. Así, Balerdi reconoce que en el caso de The Phone House y sus más de 450 tiendas, pretenden ser "menos phone y más house", con más servicios para el hogar como seguros, suministros o otros tipos de productos vendidos por terceros (por lo que se han aliado con Mirakl para el desarrollo de su comercio electrónico).

"Hay situaciones globales que han generado tensiones en productos emblemáticos de telefonía o consolas, pero no habrá falta de abastecimiento de artículos para las campañas de Black Friday y Navidad", avanzó el director de compras de Mediamarkt, Samuel González. En su opinión, no se van a dar escenas de estantes vacíos de productos electrónicos ya que ante la amenaza de cortes de suministro internacionales el sector en general ha planificado mejor sus compras y estructura de la oferta. Por ejemplo, la estrategia seguida por Mediamarkt para compensar riesgos ha sido adelantar las compras. Si antes se compraba con entre ocho o 10 semanas de anticipación ahora esa anticipación ha pasado a ser de entre 20 y 25 semanas. 

Para el director de ventas B2C de Samsung, Daniel Molero, la buena salud de la demanda puede causar desajustes puntuales. Prevé un claro crecimiento en la venta de artículos como teléfonos de tecnología 5G o relojes inteligentes. En su opinión puede haber rebajas de precios en determinados productos, porque la competencia es muy elevada. En la actual situación, tener una buena cadena de suministro se ha convertido en una ventaja competitiva diferenciadora. 

Por su parte, el director de márketing de Beko, Manuel Royo, considera que no es posible trasladar subidas de costes a los precios de manera generalizada en Navidad, salvo en productos muy concretos muy afectados por alta demanda y baja disponibilidad. La escasez de chips no va a suponer un problema generalizado en electrodomésticos, según Royo, excepto quizá en lavavajillas, que es una categoría complicada, o en telefonía en el caso de productos icónicos. En televisores hay suficiente estoc, aseguró.  

Compartir el artículo

stats