Energía

El Gobierno aplaza a junio la llegada de la nueva factura de la luz

El nuevo recibo establecerá dos potencias diferentes y tres franjas horarias con distintos precios. El Gobierno prevé, además, un nuevo formato de factura que incluye un exhaustivo desglose del gasto

El Gobierno aplaza a junio la llegada de la nueva factura de la luz

El Gobierno aplaza a junio la llegada de la nueva factura de la luz

SARA LEDO

El gobierno aplaza al 1 de junio la llegada de la nueva factura de la luz, según ha informado el Ministerio para la Transición Ecológica este jueves. La nueva estructura, que estaba previsto que se pusiera en marcha el 1 de abril, distinguirá dos potencias diferentes durante el día (una punta y una valle para facilitar la recarga del coche eléctrico entre las 0.00 y las 8.00 horas y el fin de semana a un precio inferior); y tres horarios (punta, media y valle) con distintos precios.

El objetivo es impulsar la electrificación a través de la penetración del vehículo eléctrico, fomentar la eficiencia energética, evitar sobrecargas en la red eléctrica y reducir el gasto a final de mes de los consumidores. Según estimaciones de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), trasladar un kilovatio (kW) de la potencia contratada del periodo punta al periodo valle y un 10% del consumo de los periodos punta a llanos o valle supondría una reducción de la parte regulada de la factura del 14%.

La factura de la luz cuenta, además de la energía y los impuestos, con unos costes regulados que se dividen entre peajes y cargos. Los peajes, fijados desde 2020 por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), financian la retribución de las redes de transporte y distribución; mientras los cargos, establecidos por el Ministerio para la Transición Ecológica, sirven para pagar el coste de las primas a las renovables, la deuda acumulada por el déficit del sistema durante años y la compensación por el sobrecoste de la generación en los territorios no peninsulares, entre otros.

La CNMC estableció la nueva metodología de peajes hace un año, pero debido al coronavirus se retrasó su implantación hasta el 1 de abril de este año. Pero el Ministerio para la Transición Ecológica ha vuelto a aplazar el 'reparto' de los cargos. El retraso lo ha justificado para dar tiempo a "que los distintos agentes del sistema eléctrico conozcan con suficiente antelación los precios aplicables a partir del 1 de junio para poder anticiparse y adaptarse al cambio en la estructura de la facturación eléctrica".

Lo cierto es que tanto fuentes de las eléctricas como de la CNMC habían apuntado en un aplazamiento de la nueva factura en los últimos días. El consejero delegado de Endesa, José Bogas, incluso llegó a augurar este martes que la implementación del nuevo 'diseño' estaría "más cerca del verano", pues además de realizar campañas de información para llegar a los consumidores, las compañías deben adaptar los contadores y el texto del recibo.

Por otra parte, el Gobierno también prevé poner en marcha un nuevo formato de factura que este jueves ha publicado en consulta pública para incorporar las demandas del sector con el contenido mínimo que deberá incluir el recibo de los consumidores acogidos al Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor (PVPC) con menos de 15 kW de potencia contratada. Entre ellos, un desglose exhaustivo del gasto que distingue entre 15 conceptos diferentes y establece el gasto por cada periodo horario.