Bruselas ha mandado un claro mensaje de alerta a España que, a juzgar por la reacción del ministro de Economía, Luis de Guindos, no ha acabado de calar. España no puede bajar la guardia y debe seguir haciendo los deberes porque, pese a que los últimos indicadores de crecimiento le favorecen, la Comisión Europea advierte de que se encuentra en riesgo de incumplir el objetivo de déficit del 4,2% del PIB para el 2015. La autoridad económica europea, que enfría el optimismo del Gobierno con una previsión de déficit del 4,6% para el próximo año, le pide que tome más medidas para seguir haciendo los ajustes.

Tras analizar las cuentas españolas para el próximo año, dos aspectos preocupan a la Comisión Europea. Primero, la reforma fiscal aprobada por el Gobierno de Rajoy está "infrafinanciada", según fuentes comunitarias. Es decir, el Gobierno no ha establecido los mecanismos compensatorios a la reducción de impuestos prevista.

La reforma fiscal del PP se aplicará nada más arrancar el 2015, año electoral con cita en las urnas por partida doble, municipales y generales. Las reducciones previstas en el IRPF en el marco del año de elecciones supondrá que las arcas públicas dejarán de ingresar 9.000 millones de euros en dos años. No es la primera vez que Bruselas alerta a Madrid de lo inadecuado del momento para bajar impuestos. La Comisión Europea abundó ayer nuevamente. "Aunque la reforma fiscal implica una cierta simplificación del sistema impositivo, no resulta neutral desde el punto de vista de los ingresos y podría hacer más difícil el saneamiento presupuestario", señala el dictamen de la Comisión Europea.

AUMENTO DEL IVA A juicio de Bruselas, la rebaja del impuesto sobre la renta debería compensarse con la subida del IVA reducido y con un mayor recorte de gastos. Además --añade el dictamen-- hubiera sido más efectivo reducir las cotizaciones sociales para abaratar la mano de obra.

En segundo lugar, Bruselas considera que el Gobierno español no ha garantizado que las comunidades autónomas, con el peso del gasto de sanidad y educación a sus espaldas, cumplan y se ajusten a la ley de estabilidad presupuestaria. "Pensamos que hay que ir más lejos en la aplicación de medidas correctivas para los gobiernos regionales, que no han cumplido las metas presupuestarias deseables", apuntó el comisario de Economía, el