Confianza en inglés se dice trust . Significativamente, este vocablo tiene además muchas acepciones económicas en aquel idioma. Por ejemplo, vender a crédito o fiar es to sell on trust . El crédito es una cantidad de dinero que una persona o institución presta a otra con el derecho de exigir su cobro. Pero también la buena "reputación, fama, autoridad" de alguien y la "opinión que goza de que cumplirá puntualmente los compromisos que contraiga". Es decir, la confianza que despierta.

Confianza y crédito son dos conceptos polisémicos, íntimamente relacionados y de gran importancia financiera. Ayer fue un buen ejemplo. La sesión se vio condicionada por la publicación del dato de confianza inversora en Alemania de noviembre. La visión del momento actual no ha sufrido variaciones, pero las expectativas sobre el futuro subieron por primera vez en diez meses. Y de forma notable, al pasar del nivel negativo de 3,6 puntos de octubre hasta los 11,5 puntos en positivo, muy por encima de los 0,5 puntos previstos por los analistas.

También mejoran las perspectivas para el conjunto de la zona euro, al pasar de los 4,1 a los 11 puntos. Mientras, el mercado sigue digiriendo los mensajes del BCE que apuntan a nuevas medidas de estímulo y con las bolsas en Estados Unidos en máximos históricos. Es decir, un panorama perfecto para las compras. El Ibex 35 subió el 1,2%, hasta los 10.432,90 puntos, con la prima en 131 puntos básicos.