El Eurogrupo ha reclamado por teleconferencia al Gobierno de Chipre que no penalice a los pequeños ahorradores en el plan de rescate y que exima de la tasa especial a los depósitos de hasta 100.000 euros, tras la avalancha de protestas desencadenada por la intención inicial de Chipre de penalizar a los pequeños ahorradores casi tanto como a los grandes en el plan para evitar la quiebra de la banca y del país acordado en la madrugada del sábado.

Los ministros de la eurozona han exigido a Chipre que mantenga la recaudación prevista por este concepto de 5.800 millones, lo que implicará que deberán aumentar significativamente la tasa que se impondrá a los depósitos más elevados, algo a lo que se había negado inflexiblemente el Gobierno el sábado.

"El Eurogrupo continúa creyendo que los pequeños depositantes deben ser tratados de forma distinta a los grandes depositantes y reafirma la importancia de garantizar plenamente los depósitos por debajo de 100.000 euros", el umbral garantizado a todos los clientes bancarios en caso de quiebra de la entidad, según ha destacado en un comunicado su presidente, Jeroen Dijsselbloem, tras concluir la teleconferencia.

"Las autoridades chipriotas introducirán más progresividad en la tasa extraordinaria respecto a lo que se acordó el 16 de marzo, siempre que siga generando el objetivo de reducción del sobre financiero y, por tanto, no tenga impacto sobre el montante total de 10.000 millones de asistencia financiera", precisa el comunicado. El Eurogrupo dejó sin embargo la fijación definitiva de las tasas a los clientes de la banca a las autoridades de Nicosia.

Propuesta inicial

Chipre había decidido inicialmente imponer una tasa del 6,75% a los pequeños ahorradores con depósitos hasta 100.000 euros y una tasa del 9,9% para los depósitos superiores. Pero el alud de críticas y la imposibilidad de aprobar la medida en el Parlamento nacional, forzaron al Gobierno a anunciar que modificaría ese plan inicial para no penalizar al pequeño ahorrador y pidió la convocatoria de la teleconferencia del Eurogrupo. Al mismo tiempo, anunció que aplazaba de nuevo hasta este martes la reunión del Parlamento y que podría prorrogar el cierre de los establecimientos bancarios hasta el miércoles.

"La decisión inicial de penalizar tanto a los pequeños ahorradores fue exclusiva del Gobierno chipriota", que se negó a imponer una tasa superior al 10% a los clientes ricos, han insistido diferentes fuentes próximas a las maratonianas negociaciones del Eurogrupo durante la noche del viernes al sábado.