El euríbor, el índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España, ha cerrado febrero en el 0,594%, tras sufrir un retroceso en tasa diaria de tres milésimas, hasta el 0,577%, con lo que abaratará en más de 745 euros anuales las hipotecas a las que le toque revisión.

La rebaja se produce pese a que el indicador se ha anotado en febrero su segunda subida consecutiva, si bien se materializa porque el euríbor registra una caída respecto a febrero del 2012, con una rebaja de 1,084 puntos. De este modo, el euríbor concluye el mes en el 0,594% frente al 0,575% en el que cerró enero.

"Esta bocanada de aire para los consumidores españoles puede repercutir en una mejora de las condiciones de vida de muchas familias españolas que se encuentran en una situación financiera precaria y además aumenta el margen disponible para consumo de los españoles, que finalmente repercutirá en un incremento del consumo", según el analista de XTB Gustavo Martínez.