El banco estadounidense JP Morgan Chase suprimirá un total de 19.000 puestos de trabajo hasta el 2014 en las áreas de hipotecas y banca comunal, según informó ayer la entidad, que espera reducir sus gastos en 1.000 millones de dólares (757 millones de euros). JP Morgan, que al cierre del 2012 contaba con una plantilla de 258.965 empleados, espera que alrededor de 4.000 bajas se producirán al no renovar las plazas que queden vacantes a lo largo del presente año. El banco estadounidense cerró el ejercicio 2012 con un beneficio neto de 21.284 millones de dólares (16.124 millones de euros), un 12,2% más que en el 2011, tras mejorar un 52,7% sus ganancias solo en el cuarto trimestre.

Por otro lado, JP Morgan informó de que a lo largo del año pasado deshizo completamente sus posiciones en deuda soberana española, que al cierre del 2011 sumaban 1.440 millones de euros, mientras que redujo un 11,3% el resto de su exposición a España, hasta 3.560 millones de euros.