El Tribunal Supremo confirmó ayer la sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona por la que se condena al Banco Santander, entre otras entidades, a devolver a los alumnos de las academias de inglés Opening las cuotas de los préstamos pagados desdel cierre de la empresa en agosto de 2002.

La Sala de lo Civil desestimó el recurso presentado por el Banco Santander contra la sentencia de la Audiencia de Barcelona que, en diciembre de 2009, confirmaba la anteriormente dictada por un juzgado mercantil, por la que se declaraban abusivas las cláusulas de los contratos de financiación y se condenaba a las entidades Banco Santander, Pastor, BBVA Financia, Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Madrid y Euro Crédito a devolver ese dinero.

Este fallo se une a distintas sentencias que ya han sido dictadas contra otras entidades financieras.