"Este año romperemos todos los récords". Con este justificado optimismo presentaba ayer el Mobile World Congress --del 25 al 28 de febrero-- el consejero delegado de la GSMA (la gran patronal del sector), John Hoffman. El mayor congreso de móviles del mundo, que se celebrará en Barcelona, vivirá este año una edición muy especial, ya que se ampliará espacio, empresas y asistentes. La feria, de momento, generará por sí sola más de 300 millones de euros de ingresos y dará empleo temporal a más 7.000 personas.

Todos los números del congreso son de récord: la feria ocupará todo el recinto de Fira Gran Vía, lo que en metros cuadrados significa pasar de 165.000 a 240.000. Los más de 1.500 expositores sumarán 94.000 metros cuadrados de estands, con 113 empresas españolas presentes. La organización espera la visita de más de 70.000 asistentes, por encima de los 67.000 del año pasado. Pero, más importante que los grandes números, es que el 50% de los visitantes son altos cargos directivos de empresas. También han aumentado, hasta la fecha, el número de reservas de habitaciones de hotel: ya han se han bloqueado por la organización más de 25.000, el 10% más que en las mismas fechas de la anterior edición.

El año pasado el impacto económico que generó la feria fue de 301 millones, con una creación de 6.485 de empleos temporales. Este año Hoffman pronosticó que estas cifras volverán a aumentar en la presente edición debido al aumento de los asistentes.

El nuevo recinto ampliará las facilidades para todos los asistentes, con 270 nuevos puntos de conexión wi-fi y zonas más amplias de conferencias y networking. Además, se pronunciarán más de 3.000 conferencias de los principales directivos del sector: César Alierta (Telefónica), Stephen Elop (Nokia), Vittorio Colao (Vodafone), Paul Jacobs (Qualcomm), Drew Houston (Dropbox), Dennis Crowley (Foursquare) y Stephen Girsky (General Motors), entre otros.

LTE El Mobile World Congress es una feria profesional, donde se presentarán las últimas novedades en aparatos electrónicos (sobre todo móviles y tabletas) y también se discutirá sobre el futuro del sector. Este año cobrará importancia el reparto del espectro radioeléctrico, una cuestión vital para la industria ya que, si no, será imposible el desarrollo con garantías del LTE, es decir, la navegación por internet desde el móvil o la tableta a más de 100 Mb por segundo. También cobrarán importancia el desarrollo de aplicaciones, una de las nuevas industrias creadas alrededor de los móviles.

El salón contará con un espacio que simulará una ciudad conectada por NFC: los asistentes podrán ver cómo esta tecnología cambiará la manera de comprar y moverse por las ciudades.