La banca española necesita capital por 53.745 millones teniendo en cuenta los procesos de fusión.

(Habrá ampliación)