El Banco de España detecta una caída de PIB "más intensa" en el segundo trimestre que la observada entre enero y marzo de este año (-0,3%), tal y como se desprende del último boletín económico del supervisor financiero relativo al mes de junio.

"La información más reciente, referida al segundo trimestre, apunta a que la actividad ha seguido disminuyendo a ritmo más intenso", señala la institución, que cree que ha empeorado el consumo y constata la debilidad de la inversión en bienes de equipo.

Además, alerta de que se ha prolongado el comportamiento desfavorable de la inversión en construcción y asegura que prosiguió la senda de intensificación de la destrucción de empleo iniciada en la segunda mitad de 2011.

También ve cierto empeoramiento de la actividad industrial y una continuación del deterioro de los servicios, aunque detecta cierta mejora de la actividad turística.