El presidente de Kutxabank, Mario Fernández, advirtió ayer de que medidas como las reformas del sistema financiero o la decisión de que auditores extranjeros analicen la solvencia de los bancos y cajas españoles no conseguirán que los mercados "se den por satisfechos" si no "consensúan" con las autoridades de la UE y con el BCE.

Fernández, que participó en Vitoria en unas jornadas empresariales, se refirió a la última reforma del sistema financiero aprobada por el Ejecutivo y a la decisión de que dos auditorías privadas de EEUU y Alemania realicen un diagnóstico sobre los bancos y cajas españoles.

El presidente de Kutxabank subrayó que la entidad vasca se encuentra por encima de la media del sector financiero español en los principales indicadores de solvencia y la entidad, con la excepción de los costes de personal, que se encuentran "notoriamente por encima" de los de los "competidores" de Kutxabank.

Recordó que en términos generales los costes salariales en Euskadi se encuentran por encima de la media española. Por ese motivo, y dada la actual situación de crisis, afirmó que "no es demasiado pedir, a los que tienen prácticamente garantizado su trabajo, un esfuerzo en términos de costes salariales".

Fernández también ironizó sobre el proyecto de ocio, juego y turismo que la empresa Las Vegas Stands baraja poner en marcha en Madrid o Barcelona. Se- gún comentó, "salvo un norteamericano que quiere montar una especie de casa de putas cerca de Madrid, nadie va a crear 2.500 puestos de trabajo en un día", por lo que es necesario apoyar a los autónomos y pymes y ofrecerles "tranquilidad".

Al igual que viene haciendo en las últimas semanas, reconoció que Kutxabank debe "reflexionar" sobre su participación en operaciones para adquirir una mayor dimensión, puesto que, de lo contrario, el próximo año podría quedar a la cola del sector en cuanto a volumen de activos u otros indicadores.