VidaCaixa Grup casi cuadruplicó sus beneficios en el 2011, hasta los 947 millones, gracias la venta del 50% de SegurCaixa Adeslas a Mutua Madrileña y del 80% de los hospitales de Adeslas. Sin estos extraordinarios, la ganancia por el negocio asegurador fue de 279,5 millones, con un alza del 12%. La suma supuso el 24% del resultado recurrente de La Caixa, propietaria del grupo asegurador a través de CaixaBank.

Las primas y aportaciones a planes de pensiones llegaron a los 6.502 millones, el 23,9% más, y el total de recursos gestionados alcanzó los 40.028,6 millones, el 20,2% más. El crecimiento de los planes asegurados contrarrestó el descenso de los planes de pensiones. Según explicó el consejero delegado, Tomàs Muniesa, este año lanzarán al mercado productos de jubilación "para determinados colectivos".