El Deutsche Bank está considerado como uno de los principales posibles focos de contagio de la crisis de la zona euro a EEUU. La firma Taunus Corp, el octavo mayor hólding bancario estadounidense, es filial del banco alemán, al que los fondos monetarios norteamericanos le han retirado unos 6.000 millones de financiación en octubre. También han reducido su financiación a la banca francesa. En octubre su inversión en Crédit Agricole se recortó un 66%.