El secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, auguró hoy datos positivos para la afiliación en marzo, un mes que normalmente es bueno en este sentido, y cuyas cifras se conocerán el próximo 4 de abril. En declaraciones a Onda Cero, Granado dijo además que, frente a los augurios del Banco de España sobre el crecimiento del PIB, su opinión es que no se está detectando "una impresión tan pronunciada a la baja" y que se podría hablar de un descenso de una décima, pero no de cuatro o cinco. El Banco de España mantuvo ayer su previsión de crecimiento de la economía española en el 0,8 % para 2011 frente a la estimación del Gobierno que espera un incremento del PIB del 1,3 %. Granado subrayó que el año pasado quien más "acertó" fue el Gobierno y reiteró que según los datos de afiliación de la Seguridad Social y de cómo funcionan los pagos de las empresas -que "son un buen indicador"- no se ve esa "impresión tan pronunciada a la baja". En referencia a la reforma de las pensiones, Granado dijo que calcula que se publicará en el BOE en octubre y que dará tiempo a arreglar todas las aplicaciones informáticas y desarrollos reglamentarios necesarios teniendo en cuenta que entra en vigor el 1 de enero de 2013. El responsable de la Seguridad Social afirmó que esta reforma es "suficiente" y que, tras la sueca, es la primera que se ha hecho en Europa pactada con los agentes sociales. En cuanto al superávit de la Seguridad Social, que disminuyó el 17,4 % hasta febrero, Granado señaló que en los primeros meses está en línea con las previsiones y que se vaticina una recuperación para este año. Con respecto al copago sanitario, reconoció problemas con los proveedores y los grandes distribuidores farmacéuticos, que "se quejan" de que existen retrasos en el pago, y que la demanda de sanidad es "ilimitada". En este sentido, destacó que conforme avanza la tecnología que mejora la vida de los ciudadanos, "todo el mundo quiere que se le aplique", y el gasto sanitario "hay que pagarlo", con impuestos o con aportaciones individuales, y opinó que el pago más equitativo en términos sociales es mediante impuestos. El exceso de gasto, añadió, viene promovido por los políticos autonómicos que quieren tener estructuras "lo más cercanas posibles". Sobre el hecho de que los españoles acudan más que el resto de europeos a la atención primaria, Granado señaló que se debería valorar el hecho de que eso "teóricamente" debería servir para que el servicio especializado se usara menos.