El Gobierno celebrará hoy en Palma de Mallorca el primer Consejo de Ministros dedicado exclusivamente al turismo para dar un empujón al sector, agobiado ante la falta de visitantes. El presidente del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, adelantó ayer que la reunión ministerial aprobará "un amplio paquete de medidas para apoyar el turismo sostenible económica y medioambientalmente".

Entre estas propuestas, según fuentes gubernamentales, se prevé la creación de un observatorio sobre el cambio climático, que estudiará cómo afecta este problema al sector y también cómo reducir las emisiones que produce, teniendo en cuenta que las líneas aéreas están entre las actividades que más CO2 emiten. Además, está previsto que se aprueben medidas para potenciar itinerarios rurales, así como para ofrecer una alternativa al sector pesquero en épocas de menos trabajo, de forma que los pescadores que enseñen a los visitantes el oficio, desde el puerto o con un pequeño paseo, obtengan unos ingresos extra.

También se ampliará el crédito del Plan Renove, dado que tanto la dotación inicial de 400 millones como la ampliación a otros 600 se ha agotado. La nueva inversión servirá casi por completo para atender las demandas pendientes. De cara al año próximo, según fuentes del ministerio de Industria y Turismo, la idea es que el plan sea más verde y se favorezcan aquellas actividades sostenibles.

RENOVAR INSTALACIONES El Ejecutivo no pretende desdeñar la gallina de los huevos de oro, esto es, el turismo de sol y playa, que representa un 80% de la demanda, según las mismas fuentes, sino renovar las instalaciones y actividades ofrecidas para que el turista deje más dinero. Al mismo tiempo, aseguró ayer Zapatero, se apuesta por diversificar la oferta y apoyar los viajes de negocio, congreso o culturales, entre otros.