El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha atribuido los problemas de liquidez de la Caja Castilla La Mancha (CCM) y su posterior intervención a "una gestión inadecuada". Solbes también ha apuntado al peso del sector inmobiliario y la construcción en la cartera de préstamos de la caja, así como a determinadas declaraciones "no muy afortunadas".

Un día después de que el Banco de España decidiera intervenir la CCM, Solbes ha vuelto a enviar esta mañana, en entrevistas en la cadena SER y en TVE, un mensaje de tranquilidad a los clientes de la entidad financiera y ha señalado que "sus depósitos están absolutamente asegurados".

El Gobierno aprobó ayer, en un Consejo de Ministros extraordinario, la destitución de los gestores de la CCM y un aval de hasta 9.000 millones para reflotar la entidad. Se trata de la primera intervención pública de una entidad en el marco de la recesión.

No hay agujero financiero

Solbes ha reiterado esta mañana que la entidad no presenta "ningún agujero financiero", sino problemas de liquidez, y ha asegurado que todo el que quiera podrá retirar los fondos que tenga depositados en la CCM, o también puede dejarlos en la caja "con toda tranquilidad".

"Pueden pedir su dinero con toda tranquilidad, pero si no le hace falta utilizarlo no tienen ninguna necesidad de cambiar de entidad", ha aseverado Solbes, que ha atribuido los problemas de la CCM, entre otras cuestiones, a las inversiones que tiene realizadas en el sector inmobiliario.

El ministro ha explicado que, en este contexto, la caja va recuperando "lentamente" su dinero y que, hasta ahora, para financiarse emitía bonos que eran comprados sin dificultad.

Poca cautela

Ha añadido que, en el caso de la CCM, los gestores se pueden haber equivocado, pero no se trata de una gestión "anómala", y ha dicho que la entidad no ha sido "suficientemente cauta" y ha invertido demasiado en sectores afectados por la crisis, como el de la construcción. "No estamos hablando de una mala gestión, pero sí de una gestión inadecuada", ha explicado.

"Mi opinión es que algunas declaraciones no siempre muy oportunas han generado una preocupación mayor de la que correspondía y han generado una retirada de depósitos de la CCM", lo que ha provocado a la entidad más dificultades para hacer frente a sus problemas de liquidez, ha afirmado Solbes.

En cuanto al resto del sistema financiero español, Solbes ha descartado que se vaya a intervenir otras entidades de momento y que tanto él como el Banco de España están tranquilos, aunque ha recordado que si la situación se mantiene no hay ningún sistema "inmune". El ministro ha afirmado que España puede "seguir sacando pecho" por su sistema financiero.