La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa, señaló ayer que la Administración estará "vigilante" ante cualquier "situación anómala" que se pueda producir por un posible "pacto de precios" de agentes vinculados a determinados sectores, tras el alza de los costes de producción.

La titular de Agricultura, que inauguró en Granada la 50 Asamblea General de la Asociación Europea de Procesadores y Comercializadores Avícolas, manifestó a los periodistas que aunque en un mercado libre no se puede influir en los precios de compra o venta, se puede actuar si se detecta "alguna irregularidad".

En este sentido recordó que a través de la Comisión Nacional de la Competencia se puede intervenir por denuncia o de oficio ante un posible pacto de los precios entre determinados agentes "de un eslabón concreto de la cadena" productiva, "que estaría en contra de esta libertad" que debe imperar en el mercado. Espinosa señaló asimismo que cree "firmemente" en la capacidad de reacción y adaptación de la ganadería y en particular del sector avícola ante los momentos "duros y difíciles" que registra debido al alza de los costes de producción de los últimos meses tras el incremento del precio de las materias primas.

"Seremos capaces de adaptarnos a las nuevas exigencias pero también de superar estas situaciones que estamos viviendo y que a lo mejor pueden prolongarse más tiempo del que todos deseamos", dijo la ministra de Agricultura, quien apostó por el "diálogo y la colaboración" marcada por la profesionalidad y responsabilidad de todos los operadores.