Kiosco Diario Córdoba

Diario Córdoba

FÚTBOL SALA | PRIMERA DIVISIÓN

El Córdoba Futsal se atraganta ante el Noia en un partido de excesos

El conjunto blanquiverde se estrena en Vista Alegre con derrota por 4-5 en un partido que arrancó con problemas y en el que malgastó oportunidades para poderlo reconducir ante un rocoso rival

33

El Futsal Córdoba Noia en imágenes A.J.González

Así funcionan las cosas en Primera División. Uno hace sus planes y llega alguien y se los rompe. El estreno del Córdoba Futsal Patrimonio de la Humanidad en la Liga 22-23 resultó agrio. Si a uno le encasquetan cinco goles en su casa resulta complejo optar a la victoria. El duelo no tardó en convertirse en un problema, pues los anfitriones ya iban perdiendo cuando no habían roto a sudar, pero aún así tuvieron sus oportunidades para reconducir el camino torcido. Un triplete de Alberto Saura sostuvo a los de Josan González, cuya mejor virtud fue lidiar con el viento en contra y no bajar nunca los brazos. Pese a la fortaleza del adversario -muy bien armado, presionante hasta el extremo y con dos talentos como Edu Jabá y Bruno Gomes marcando diferencias- y un arbitraje desquiciante, que influyó en el ritmo alocadísimo y en el comportamiento de los jugadores menos bregados en este tipo de ambientes.

Con tres fichajes en el quinteto titular y unas consignas grabadas a fuego durante días, el Córdoba se plantó en Vista Alegre con un estampa intimidante. Pero el equipo blanquiverde se encontró con un escenario inesperado. A los quince segundos, en la primera llegada, Edu Jabá batió a Fabio en una acción que torció el guion y metió a todo el mundo en otro nivel en Vista Alegre. Al público, que aún estaba con la media sonrisa después de entonar el himno cordobesista en la entrada de los suyos a la cancha, y a los propios jugadores, que sintieron el pinchazo y elevaron el nivel de fogosidad. Esa reacción, tan humana pero no necesariamente positiva, les pudo costar un disgusto porque una pérdida de balón estuvo a punto de convertirla en el 0-2 el brasileño Neginho al rematar desviado una contra cuando estaba solo.

El Córdoba se repuso. El quinteto puso amor propio para mantener el tipo y estuvo cerca de empatar en un disparo de Alberto Saura tras una falta y en un latigazo lejano de Miguelín que repelió como pudo el meta Henrique. Con las primeras rotaciones, el grupo ganó en empaque. Del Moral ejerció su jefatura desde el cierre, con Jesulito y Zequi haciendo el papel que mejor saben en las alas y Alberto Saura generando situaciones de riesgo pàra el rival. No lo hacía mal el Córdoba, que se dejaba los pulmones mientras buscaba la inspiración. El Noia, enardecido por su impactante inicio, se esforzó en mantener el orden, con una defensa intensa -muchas faltas, interrupciones constantes- y algunas pinceladas de originalidad en ataque, como el uso del portero-jugador para acciones puntuales. Esos toques venían, con total seguridad, del técnico argentino Emanuel Santoro, segundo del Córdoba en el curso pasado y ahora en el mismo cargo al lado de Marlon Velasco en el Noia.

Con los ánimos bastante alterados en la pista y poco control en ambos lados, el Córdoba buscó con denuedo la igualada. La rozó en una falta botada por Saura, que pasó para que Lucas Bolo empalara desde lejos en la dirección correcta. Con el portero superado, el balón fue interceptado en la misma línea por Machado. Y en la siguiente jugada, el Noia asestó una puñalada con el 0-2 firmado por Bruno Gomes. Para entonces, el pleito se había metido en una dinámica diabólica, con todo el mundo protestando todo.

En el fragor de la batalla, Del Moral sufrió un agarrón en el área que fue castigado con penalti. Saura y gol. 1-2. El murciano lo celebró con todo el exceso que la ocasión merecía, Pero, claro, no tardó en llegar la respuesta. Bruno Gomes arrancó la sexta falta al Córdoba y se dispuso a ejecutarla. Su potentísimo disparo lo desvió Fabio Alvira, aunque el árbitro decretó la repetición del doble penalti ante la indignación de grada y banquillo local. El estruendo no fue tan ensordecedor como el que se produjo cuando el portero cordobesista volvió a detener el tiro del pívot brasileño.

Zequi protesta una acción durante el Córdoba Futsal-Noia en Vista Alegre. A.J. González

El argentino Bolo, muy activo, probó a Henrique tras una dejada de Zequi. A dos y medio del descanso, Bruno Gomes vio la amarilla por frenar a Zequi y provocó un doble penalti. Fue Saura al punto y volvio a meterla dentro, poniendo el 2-2 y prendiendo la llama en Vista Alegre, definitivamente una caldera. Apenas un minuto tardó el Noia en tomar de nuevo la delantera, con un doble penalti que esta vez sí marcó Edu Jabá. Una ocasión de Perin, que la echó fuera cuando estaba solo en el área, y un paradón de Henrique a tiro de Miguelín cerraron un primer tiempo de locura.

Retorno con los ojos inyectados

El segundo acto tuvo una puesta en escena frenética. El palo de la meta cordobesista rechazó un tiro de Edu Jabá y en la jugada siguiente pudo marcar Muhammad, muy batallador. Jesulito también contribuyó a intensificar el agobio en la portería de Henrique, protegida con una actitud defensiva feroz de los coruñeses. Con los cuatro fichajes en la pista más Perin, el Córdoba puso un plus de motivación. Pulinho buscó el desborde con sus regates, aunque la presión del Noia en las marcas convertía alguna de sus intentonas en una ruleta rusa. Con los locales apretando, Edu Jabá firmó su tercera diana de la noche. El brasileño se aprovechó de un robo para minar la moral de un Córdoba que hacía más ocasiones, pero no llegaba a concretar. Neginho le sacó por detrás la pelota a Saura cuando el murciano se disponía a fusilar desde cerca.

El Córdoba no estaba dispuesto a rendirse. De nuevo tocó a rebato y Alberto Saura tomó el mando para firmar el 3-4. Miguelín pudo hacerlo y Saura, en pleno trance, lo intentaba continuamente. A cuatro del fin, Josan González metió al portero-jugador. En la primera acción, Lucas Perin se hizo un embrollo con la pelota dentro del área chica. La cogió Lluc, el capitán, para marcar desde su campo ante la desesperación de un Miguelín que corría hacia atrás. El veterano ala balear puso picante en el partido marcando a falta de medio minuto, cuando los del Noia ya paraban cada jugada con caidas, simulaciones y el clásico arsenal de trucos para conservar la ventaja. Un empujón a Del Moral delante del banquillo del Noia desembocó en una trifulca monumental, con enganchones y tarjetas al viento, Una amarilla a Ismael y una roja a Marcelo. Quedaban dos segundos y medio en el crono. No se movió nada más. El Córdoba Futsal se marchó con la agria sensación de haber hecho mucho para irse sin premio. Pero la Primera División no es un concurso de méritos.

Del Moral se lleva la pelota ante dos rivales. A.J. González

Ficha técnica:

4 - Córdoba Futsal: Fabio, Lucas Bolo, Muhammad Osamanmusa, Lucas Perin, Migueiín -equipo inicial-, Jesulito, Jesús Rodríguez, Alberto Saura, Pablo Del Moral, Ismael, Zequi y Pulinho.

5 - Noia Portus Apostoli: Henrique, Neginho, Marcelo, Edu Jabá, Bruno Gomes -equipo inicial-, Power Raggiati, Altamirano, Hozjan, Pirata, Lluc y Machado.

Árbitros: Cidoncha Cortés (Extremeño) y Martínez Flores (Murciano). Amonestaron con tarjeta amarilla a los locales Pablo Del Moral, Zequi, Jesulito, Jesús Rodríguez, Ismael y Lucas Perin y a los visitantes Marcelo, Machado. Bruno Gomes, Power Raggiati, Hozjan y al entrenador Marlon Velasco. Roja a Marcelo, del Noia.

Goles: 0-1 (1') Edu Jabá. 0-2 (11') Bruno Gomes. 1-2 (12') Saura, de penalti. 2-2 (18') Saura, de doble penalti. 2-3 (18') Edu Jabá, de doble penalti. 2-4 (28) Edu Jabá. 3-4 (31') Saura. 3-5 (37') Lluc. 4-5 (40') Miguelín.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 1 del campeonato Liga de Primera División, disputado en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre, ante unos 1.200 espectadores.

Compartir el artículo

stats