Kiosco

Diario Córdoba

FÚTBOL SALA | COPA DE ANDALUCÍA

El Córdoba Futsal se gana un puesto en la final de la Copa de Andalucía

El conjunto blanquiverde supera por 4-0 en su cruce a El Ejido en el pabellón Bahía Sur de San Fernando y aspira a reeditar el entorchado autonómico que logró en 2020

Celebración del gol de Lucas Perin ante El Ejido en San Fernando. Edu Luque / Córdoba Futsal

Logró su propósito a su estilo. Le tocó sufrir -no demasiado- al Córdoba Futsal porque le faltó acierto para convertir alguna más del rosario de ocasiones de gol que generó desde que arrancó la semifinal ante un oponente, El Ejido, que milita en Segunda y se empeñó en hacer ver que la diferencia no existía. No tuvo opción, sólo un sueño inconsistente. Terminó con un 4-0 que parece corto por la proporción entre las veces que estuvo cerca de hacer gol y la cantidad lograda al final. Tampoco es cuestión de traumatizarse. Los blanquiverdes iban con una misión y la cumplieron. Tienen un billete en la final de la Copa de Andalucía, una competición que les trae recuerdos formidables. La ganaron en 2020, en Baena, con un electrizante partido ante el Jaén (4-4) que se resolvió en los penaltis. Este domingo, a partir de las 11.00, volverán a buscar el cetro andaluz en el Bahía Sur de San Fernando.

Ambos equipos se plantaron en la cancha con una actitud previsible. Los ejidenses, fogosos en la presión y con la valentía del equipo de categoría inferior que se cruza con un adversario favorito. Los blanquiverdes fueron muy directos, exprimiendo su superior técnica para dominar la posesión de la pelota y buscando la amenaza múltiple en ataque. Alberto Saura e Ismael, tras una falta botada por Miguelín, fueron los primeros en despertar la angustia del meta Jesús Gómez, que en apenas cinco minutos tuvo que multiplicarse. incluso llegó a repeler con el rostro un trallazo de Ismael. Los de Escrich se fueron acogotando, algo lógico. Y cada rotación de Josan González suponía una andanada de problemas para los almerienses. Ismael, el que más lo había intentado, logró su propósito haciendo el 1-0 tras una acción ensayada desde la esquina. Los cordobesistas no parecían dispuestos a conceder esperanza a su rival.

Muhammad Osamanmusa, del Córdoba Futsal, ante El Ejido. Edu Luque / Córdoba Futsal

Fabio intervino por primera vez en un disparo de Josete, pero el susto no fue más allá. El Córdoba generaba con fluidez. Zequi estaba con ganas y se notó. También Jesulito y Bolo rozaron el gol. El Ejido, claramente sometido, capeaba el temporal como buenamente podía ante un carrusel de llegadas a su área sin concreción. Los blanquiverdes, por pura insistencia, gobernaban con autoridad en el Bahía Sur. Le ponían entusiasmo, pero poca puntería. Muhammad encarnó esa frustración con una colección de disparos que no encontraron el destino buscado. La falta de acierto para rematar del Córdoba alentó a El Ejido, que se sintió más capaz y logró asomarse algo a la portería de Fabio, que tuvo que intervenir un par de veces. El bocinazo del descanso sonó con aires de fanfarria para El Ejido, que seguía con sus opciones ante un Córdoba al que le quedaba una tarea por hacer.

La presión por la misión

La vuelta a la pista deparó un panorama similar: el Córdoba apretando y El Ejido resistiendo los embates sin desdeñar cualquier ocasión para salir a la contra. Los de Josan González iban a todas, apretando desde arriba y entorpeciendo la salida de balón de los almerienses. La diferencia de nivel en el parqué del Bahía Sur no tenía su reflejo en el marcador, que por su corta renta lo condicionaba todo. Los blanquiverdes sentían la prisa y el cuadro ejidense albergaba esperanzas. Hasta que sucedió lo que, por juego y pesadez, era más lógico: el gol del Córdoba. Lo firmó Lucas Perin después de una acción en la que intervinieron Miguelín y Jesús Rodríguez. El 2-0 serenó el ánimo y aceleró las piernas al Córdoba, que siguió buscando la sentencia definitiva.

La portería ejidense se movió con un zapatazo de Alberto Saura que repelió el poste en una oportunidad más para el Córdoba, que se mantenía en sus trece. Era mejor y lo demostraba, pero no de un modo total. La inquietud que pudiera sentir venía más por lo corto del tanteador que por la peligrosidad de El Ejido, que se debatía entre la necesidad de arriesgar más para dar la vuelta a la situación en la eliminatoria y protegerse ante el mayor control de su rival. Esperó más que buscó. Y esa fórmula no le dio réditos.

Lucas Perin, del Córdoba Futsal, ante El Ejido. Edu Luque / Córdoba Futsal

La retirada de Lucas Perin, con dolor en el tobillo izquierdo tras un mal gesto en una acción fortuita, agrió el tramo final del encuentro. La sonrisa la sacó Jesulito, que firmó un gol de genio con un disparo en globo tras ver adelantado al portero ejidense. Los almerienses sacaron al portero jugador, más por motivos cosméticos que otra cosa, y pagaron el riesgo con un marcador más abultado en contra.

Ficha técnica:

4 -Córdoba Futsal Patrimonio de la Humanidad: Fabio, Pablo Del Moral, Zequi, Jesulito, Saura -equipo inicial-, Lucas Perin, Pulinho, Jesús Rodríguez, Muhammad Osamanmusa, Lucas Bolo, Ismael y Miguelín.

0 -Inagroup El Ejido: Jesús Gómez, Chus Blázquez, Peña, Josete, Pipi -equipo inicial-, Álex Motos, Nacho Gil, Guille, Cola, Juan Emilio, Pele, Armando, Diego y Manolo García.

Goles: 1-0 (6') Ismael. 2-0 (24') Lucas Perin. 3-0 (37') Jesulito. 4-0 (39') Zequi.

Árbitros: García Robles y Quintero Carrión. Tarjeta amarilla a los cordobesistas Ismael y Zequi y a los ejidenses Peña y Nacho Gil.

Incidencias: Partido correspondiente a la semifinal de la Copa de Andalucía, disputado en el Pabellón Bahía Sur de San Fernando (Cádiz).

Compartir el artículo

stats