Kiosco

Diario Córdoba

FÚTBOL SALA | PRIMERA DIVISIÓN

Miguelín marca el reto del Córdoba Futsal: "Todos lo tenemos claro"

El internacional blanquiverde recuerda que el curso pasado se quedaron "muy cerquita" y ahora insta a "dar el paso" de la mano de un Vista Alegre "que debe ser un fortín"

Miguelin, en el Hospital San Juan de Dios antes de los reconocimientos médicos. A.J. González

Tiene más horas de vuelo que nadie en la plantilla del Córdoba Futsal, pero conserva el pellizco emocional de un juvenil. A sus 37 años, Miguelín mantiene el latido de la competitividad en un club que le rescató para la escena en Primera División y en el que quiere hacer historia. "El año pasado fue de adaptación, porque venía de casi dos sin competir. Soy un tío que se exige muchísimo", explicó el internacional balear ante los medios en la sesión inicial del curso 22-23, la de los reconocimientos médicos. Su misión la tiene fijada: aspira a mejorar sus prestaciones y ser un elemento desequilibrante. "Estuve bien por momentos, pero necesito continuidad para darle al equipo lo que merece. Me siento realizado en mi trabajo y espero colaborar con goles y asistencias", apuntó.

"Después de tantos meses de vacaciones necesitamos volver a juntarnos todos de nuevo. Tenemos muchas expectativas esta temporada. Ahora viene un periodo difícil y duro de preparación. Hay buen grupo, la gente se lleva bien y eso es clave para conseguir cosas importantes este año y dar un pasito al frente", dijo el jugador, quien remarca la línea de continuidad como uno de los valores más potentes del Córdoba. "Hemos tenido pocas incorporaciones y la base se mantiene, por lo que será importante integrar a los nuevos de la mejor manera, que estén bien y se sientan a gusto", reseñó.

Una filosofía de trabajo

¿Dónde está el objetivo? Miguelín hace suyo el plan del club, que se aferra a la mejora permanente. "Si queremos seguir creciendo tenemos que dar pasos en firme y con nuestra filosofía de trabajo. El míster lo tiene muy claro y nosotros también", indica, al tiempo que recuerda que "el año pasado estuvimos muy cerquita y para dar ese paso tenemos que trabajar duro desde ahora". Los rigores del termómetro, especialmente cruentos en Córdoba, serán un aspecto clave en el inicio de la pretemporada. "Dan igual las temperaturas, los partidos de ahora son preparación y lo que se trata es que cuando llegue septiembre estemos en condiciones para funcionar y conseguir los máximos puntos posibles".

El panel de resultados de la temporada pasada lanza un mensaje nítido: cualquiera puede ganar a cualquiera en cualquier pista. "La Liga es cada año más competitiva como se está viendo. Todos los equipos pueden estar arriba o abajo", reseña Miguelín, quien advierte que el Córdoba debe "seguir su línea" y aprender "de los errores para no volver a cometerlos". Uno de los puntos clave estará, cómo no, en las citas al calor del hogar. Miguelín añora los llenazos del pasado y el ambiente en las gradas. "Necesitamos su apoyo y su respaldo. A ver si conseguimos ese colorido que extrañamos y que necesitamos. Tenemos que ir todos a una, querer más Vista Alegre debe ser un fortín y sacar más puntos fuera", advierte. Su reto está en marcha ya.

Compartir el artículo

stats