Kiosco

Diario Córdoba

FÚTBOL SALA | PRIMERA DIVISIÓN

El Córdoba Futsal se despide de Vista Alegre con el aroma del orgullo

El conjunto blanquiverde empata ante el Ribera Navarra (2-2) en un partido de gran emotividad, que terminó convertido en un homenaje a Shimizu, Prieto, Saura, Ricardo y Caio, que dejan el club

33

El Futsal Córdoba Ribera Navarra en imágenes A.J.González

El estímulo de alcanzar el play off en el último instante, con remontada épica y contra toda lógica, al estilo del Real Madrid, no estaba mal como argumento retórico para sostener el interés del partido que el Córdoba Futsal Patrimonio disputaba ante el Ribera Navarra, un rival directo -seis puntos por encima a falta de seis, o sea: un milagro- que se manejaba al ritmo de la calculadora. Los blanquiverdes se movían por otros impulsos, más primarios y seguramente más alejados de planes de partido y movimientos de pizarra. Apenas unos minutos antes del choque, el club dio oficialidad en sus canales oficiales a la conocida marcha de cinco piezas referenciales: Prieto, Ricardo, Shimizu, Caio y Saura. En la pista, antes del calentamiento, todos se fotografiaban juntos. Desde la grada no paraban de lanzarles gestos de cariño y agradecimiento. El Córdoba preparó un escenario emocional para una despedida. La voz de Freddy Mércury sonó antes el pitido inicial como clásica banda sonora para dar lustre al éxito del filial, cuyo ascenso a Segunda B representa el futuro para un Córdoba que es de Primera y lo seguirá siendo. Cuando vuelvan a aparecer por Vista Alegre tendrán un aspecto distinto. Pero eso será otra historia.

El himno cordobesista sonó con un tono algo más melancólico antes de un arranque impactante. El primer disparo a puerta fue del portero del Ribera, Marcao, que trató de sorprender a Prieto. Del Moral cogió el rechace y lanzó un disparo en globo como réplica. Luego el portero madrileño le sacó un tiro imposible a Terry. El centelleo inicial se disipó y el pleito entró por otros carriles más previsibles. Ambos equipos se conocen bien y a estas alturas de la película no hay secretos. Alberto Saura buscó el gol con insistencia y estuvo a punto en el minuto 7, con un disparo raso que sacó con el pie el meta Marcao, que unos segundos después tragó saliva cuando, ya batido, escuchó el crujido del poste al repeler un latigazo de Caio César. El Córdoba se esforzaba más por ser mejor.

El sello de 'Shimi'

Zequi y Shimizu se aliaron para golpear al Ribera. El japonés no conectó con la pelota tras un buen pase del gaditano en una contra, pero acto seguido lo volvieron a intentar y les salió perfecto. Zequi burló a su marcador, sirvió al japonés y este, en carrera, colocó la pelota junto al poste y lo celebró con todo el exceso que la ocasión merecía. Pato, el técnico del Ribera, pidió tiempo muerto ante la visión de los suyos plenamente sometidos en esa fase del partido. Álex Viana, por querer adornarse en el remate, falló una ocasión clamorosa dentro del área después de haber superado al portero. Saura estrelló en el poste el balón cuando, solo ante Marcao, recogió un pase de Miguelín.

Shimizu festeja su último gol con el Córdoba Futsal. A.J. González

Después de una colección de ocasiones marradas llegó la ocasión para el Ribera, que encontró premio en la tómbola sin haber comprado boletos. Terry lanzó un disparo lejano, entre Prieto y el poste despejaron y el rebote le llegó a Carlos Bartolomé, que celebró el hallazgo inesperado. El golpe de fortuna estimuló al Ribera, que se lo creyó más y apretó al Córdoba, que encajó el segundo por medio de Joao Miguel tras una acción a balón parado. Prieto sacó un trallazo de Anás y luego se convirtió en protagonista dando una asistencia con la mano a Álex Viana, que controló con el pecho y fusiló al portero del Ribera con un remate perfecto.

Saura protagonizó las primeras intentonas tras el descanso, tras el que el Ribera compareció con una actitud menos presionante, buscando mantenerse ordenado y a la caza de la ocasión en alguna pifia de la escuadra local. El caudal de ocasiones fue menor por parte cordobesista, aunque Jesulito la tuvo nítida en una contra en la que quiso picar por encima de Marcao, que se dio cuenta de la treta y levantó la mano providencialmente para evitar el tanto local.

Con un ritmo más lento, el Ribera parecía estar especulando con un resultado que le permitía seguir con opciones de play off una jornada más. Gabriel rozó el gol poco después de que Saura estrellara la pelota en el meta rival en un potente saque de falta. A cinco minutos del final el marcador seguía en el aire. Shimizu y Jesulito rozaron el tanto cuando los cordobesistas lanzaron un arreón final. La gente quería la victoria. Shimizu salió como portero jugador y Vista Alegre entró en ebullición. Del Moral probó con una vaselina que se le fue arriba, Jesulito con un zapatazo que repelió Marcao, Lucas Perin la mandó al poste, se reclamó una mano de David en la última acción... No hubo manera. El Córdoba Futsal se despidió sin perder el estilo. Peleó hasta el final, superó sus propios errores y honró la camiseta. Si hay que decir adios, que sea así.

Saura pelea con Pintinho en Vista Alegre. A.J. González

Ficha técnica:

2 - Córdoba Futsal: Prieto, Pablo Del Moral, Ricardo, Miguelín, Saura -equipo inicial-, Caio, Lucas Perín, Álex Viana, Zequi, Shimizu, Jesulito y Cristian.

2- Aspil Jumpers Ribera Navarra: Marcao, David, Gabriel Vasquez, Terry, Pintinho -equipo inicial-, Espin, Marcao, Uge, Anás, Joao Miguel, Carlos y Adrián Pereira.

Goles: 1-0 (8') Shimizu. 1-1 (13') Carlos Bartolomé. 1-2 (17') Joao Miguel. 2-2 (20') Álex Viana.

Arbitros: Botella López y Castillo López (Colegio Murciano). Mostraron tarjeta amarilla a los locales Zequi y Shimizu y a los visitantes Pintinho, Joao Miguel y David.

Incidencias: Partido corrrespondiente a la jornada 29 del campeonato de Liga de Primera División, dispurado en el Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre ante unos 1.500 espectadores. En los prolegómenos del partido se rindió un homenaje al equipo que logró el ascenso a Segunda División B.

Compartir el artículo

stats