El ciclista cordobés Miguel Muñoz (Ciclos Cabello) será el próximo sábado uno de los favoritos a la victoria en la MTB Guzmán el Bueno. Actualmente se encuentra en Marruecos disputando la Titan Desert, una prueba que concluirá un día antes de la Guzmán.

-La Guzmán el Bueno la disputará al día siguiente de acabar la Titan Desert en Marruecos. ¿Cómo ha sido la preparación para afrontar ambas pruebas?

--Llego a esta prueba en un espléndido momento de forma, pues me veo muy bien. Este año me he propuesto el reto de acabar la Titan Desert el día 15 y hacer la Guzmán a continuación. Serán siete días seguidos de competición en los que intentaré dar que hablar. 

-Está afrontando en estos momentos siete días de competición que acabarán con la Guzmán el Bueno. ¿Ha realizado alguna preparación específica?

--Soy un corredor al que los días de competición le sientan bien. Tengo muchos años de experiencia, en los que he corrido muchas vueltas. Normalmente suelo ir a más en las vueltas. Al fin y al cabo, el truco y el secreto cuando corres tantos días es hacer una buena recuperación al principio, no volverte loco, sobre todo en los primeros días, cuidar la alimentación al máximo y, sobre todo, el descanso. Juntando todos estos factores pueden salir las cosas bien. De cara a la Guzmán puede mermarme un poco el viaje de vuelta, ya que los viajes son los que realmente más te perjudican. Pese a todo, intentaré ser lo más profesional posible en la Guzmán y darlo todo.

-¿Cómo ha visto a los demás ciclistas en las primeras pruebas de la temporada?

--Justo después de la pandemia, digamos que todos cogimos con muchas ganas un dorsal. La mayoría de los corredores se encontraban muy en forma, se habían preparado mucho y tenían muchas ganas de correr, en fin, de sentir esa adrenalina que conlleva coger un dorsal. En aquellos momentos era una locura conseguir un dorsal, ya que se acababan en cuanto se abrían los plazos de inscripciones. Parece que con el paso de los meses se ha ido normalizando todo. Los que antes de la pandemia éramos favoritos en las carreras, seguimos siéndolo. 

-¿Dónde se decidirá el triunfo en la Guzmán el Bueno?

--A todo aquel que haga este año la Guzmán le aviso de que va a ser una carrera larga. La Guzmán el Bueno ha vuelto a su esencia, pues va a tener de todo. Recorreremos la sierra de punta a punta. Saldremos desde Cerro Muriano, algo nuevo. Empezaremos la carrera en el campo militar. Estamos muy agradecidos de que los militares se involucren tanto con esta prueba y de que nos dejen acceder a sus zonas de maniobras. Es un recorrido muy bonito el que nos tienen preparado ahí dentro. Al salir de la base militar iremos a Los Villares y Trassierra y bajaremos a Córdoba por la zona del canal. Posteriormente volveremos a subir por el Reventón, en concreto por una vereda nueva que han hecho y que ha quedado muy bonita, por lo que seguro que le gustará a los participantes. Para mí, en el Reventón empezará realmente la carrera, pues allí empezará la dureza. Ahí cogeremos un puerto duro hasta llegar a Las Ermitas. Después pasaremos cerca de Los Morales y afrontaremos una bajada muy bonita. Seguidamente correremos por La Palomera, en una zona de senderos bastante chula y subiremos a Cerro Muriano para pasar por Arrastraculos, una mítica subida que nunca defrauda en la que siempre hay mucha afición animando. Tras Arrastraculos llegaremos a la meta. El ganador de la carrera se decidirá desde el Reventón hacia adelante.

-¿Qué lugares aconseja a los aficionados para seguir la carrera?

--Lo más emblemático va a ser la zona del Reventón. Es muy bonita, con vistas muy amplias de nuestra ciudad. A partir de ahí, cualquier zona es bonita, pues hay subidas y bajadas en varios puntos. Merece la pena ver la carrera en Arrastraculos, ya que se trata de una subida cortita pero muy empinada. Todos los años se te pone la piel de gallina al pasar por un pasillo de espectadores que conforme lo atraviesas, la gente se va abriendo. Se te ponen los pelos de punta, lo cual se agradece mucho al estar cerca la meta. 

-¿Cuáles son los favoritos?

--Va a correr el cordobés Víctor Fernández, que para mí es uno de los candidatos. Vendrán además corredores buenos como los australianos Daniel y Rebecca McConnell. A mí me gustaría luchar por conseguir mi tercer triunfo en esta prueba tan emblemática.

-¿Está listo para lograr el triunfo?

--Me encuentro bien. Soy un corredor que no le tiene miedo a mis rivales. Es más, me suelo crecer contra las adversidades. A la vista está de que ya he ganado dos veces la Guzmán el Bueno.