Ricardo, Jesulito, Zequi, Cristian Ramos y Prieto. Los dos últimos son porteros. Un quinteto es inviable. Un partido, imposible. El Córdoba Futsal Patrimonio de la Humanidad ha anunciado que el amistoso que debía disputar este sábado en Doña Mencía ante el Manzanares no se podrá celebrar. Una plaga de contratiempos -percances físicos y ausencias- ha dejado a Josan González con un grupo diezmado.

El Córdoba Futsal tacha, por lo tanto, de su calendario de preparación veraniega el choque abnte el Manzanares Quesos El Hidalgo, equipo que se estrenará este próximo curso en la máxima categoría después de su ascenso desde Segunda División. El club ha expuesto un listado de bajas, con sus correspondientes motivos, que deja el plantel con solo cinco jugadores aptos para rendir en la pista. A las bajas del brasileño Lucas Perin, que sigue realizando trámites para salir de Brasil, y del japonés Kazuya Shimizu, con la selección de su país en el Mundial de Lituania, se han unido por lesión Caio César (fractura en el tercer dedo de la mano derecha), Álex Viana (luxación de hombro derecho), Ismael López (lesión grado I-II en el aductor derecho), Miguelín (lesión grado I en el aductor derecho), Alberto Saura (evolución favorable de una pubalgia) y Jesús Rodríguez y Pablo del Moral, ambos con molestias en uno de sus empeines.

"Desde el Córdoba Patrimonio de la Humanidad lamentamos profundamente tal circunstancia, ajena a nuestra voluntad y que supone un contratiempo en nuestra planificación de pretemporada", ha expresado a través de sus canales oficiales el Córdoba Futsal, que lamenta "las posibles molestias acarreadas tanto a nuestro rival, así como al Ayuntamiento de Doña Mencía y al CD Apaga y Vámonos".

En otro ambiente

En la jornada de trabajo de este miércoles, la reducida plantilla de Josan González acudió a las instalaciones del Open Arena para disputar una sesión de pádel.