FÚTBOL SALA | PRIMERA DIVISIÓN

Ismael, el goleador humilde del Córdoba Futsal

El triplete en Carcabuey ante el África Ceutí ratifica el potencial del joven internacional prieguense, avalado por Josan Gonzalez

Ismael, entre dos jugadores del África Ceutï en el partido disputado por el Córdoba Futsal en Carcabuey.

Ismael, entre dos jugadores del África Ceutï en el partido disputado por el Córdoba Futsal en Carcabuey. / Edu Luque / Córdoba Futsal

Francisco Merino

Francisco Merino

Marcó el primero, el segundo y el cuarto en una tarde especial. Su equipo, el Córdoba Futsal, se llevó la victoria ánte el África Ceutí (4-2) y él recogió los abrazos de todo el mundo. De sus compañeros en la pista y de sus padres en la grada del pabellón de Carcabuey, a pocos kilómetros de su casa. A Ismael López (Priego, 1999) se le acumularon los sentimientos después de partido que fue algo más que un simple amistoso de verano. El joven pívot ha encajado en el engranaje del Córdoba Futsal, donde Josan González le tutela para ayudarle en el camino del profesionalismo. 

"Estoy muy contento en lo personal por haber podido ayudar con tres goles, pero lo importante es el equipo y el ir cogiendo sensaciones en estos partidos de pretemporada, además del ritmo, la estrategia y el juego en general", explicaba al final del encuentro Ismael, modesto y sin alardes. Sabe cuál es su sitio en el Córdoba Futsal, que para este curso ha construido un grupo con experiencia y oficio. A su lado estará, entre otros, un Miguelín que es un icono del fútbol sala español y una leyenda en ElPozo Murcia, el mismo club en el que Ismael jugó desde los 18 años. Se lo llevó allí Josan González, reclutador de talento en la estructura charcutera hasta que le llamaron para venir a Córdoba y se le reactivó la llama de la pasión.

Un canterano que buscó progreso

Ismael vistió de blanquiverde en sus inicios. Es un canterano que, como suele suceder, decidió abrirse camino lejos de casa después de haber acumulado citaciones con la selección de España en divisiones formativas. El Córdoba, entonces, estaba en Segunda División y, aunque no le iban mal las cosas, parecía lejos de las cotas en las que ahora se mueve. En 2018, el prieguense cogió las maletas con destino a Murcia, uno de los centros de referencia en el país. Este verano retornó a casa en calidad de cedido. Cuando vio el nombre de Josan en la pantalla del móvil no tuvo dudas. "Llegué nuevo, pero ya había estado aqui y estoy agradecido a los compañeros porque me han tratado superbien", expresó el jugador, quien destaca que existe "un grupo muy bueno tanto en lo humano como en lo futbolístico".

A Ismael no le falta experiencia en Primera División, donde sumó un total de nueve apariciones a las órdenes del argentino Diego Giustozzi -debutó en octubre de 2020 ante el Fútbol Emotion Zaragoza (2-2)- y materializó una diana frente a O Parrulo Ferrol el pasado febrero. Sus números en el segundo equipo de ElPozo Murcia fueron muy notorios, al convertirse en el máximo artillero gracias a sus 11 goles en sus 14 participaciones. 

Ismael, con el 9 a la espalda, recibe felicitaciones de sus compañeros en Carcabuey.

Ismael, con el 9 a la espalda, recibe felicitaciones de sus compañeros en Carcabuey. / Edu Luque / Córdoba Futsal

Un competidor nato

En esta pretemporada ha anotado en los dos partidos disputados: un tanto ante el Betis B (5-4) y tres contra el África Ceutí (4-2). "Tiene hambre de seguir creciendo y un gen competitivo que nos hará crecer, que aumentará la competencia interna, aspecto clave para seguir dando pasos hacia la excelencia como equipo", dijo sobre él Josan González cuando se certificó su vuelta. "Tratará de devolver esa confianza en la pista", apuntaba Ismael. No hablaban por hablar.  

En el pabellón de Carcabuey le tocó asumir protagonismo en su posición de pívot, al estar hombres de peso como los internacionales absolutos Alberto Saura y el japonés Kazuya Shimizu fuera del escenario. Tuvo Ismael un estímulo extra. "Han podido venir mis padres, que son el principal apoyo que tengo, y me hace muy feliz por haber podido hacerlo delante de mi gente", admitió, "superorgulloso" por su hazaña estival.