JUEGOS PARALÍMPICOS DE TOKIO

Alfonso Cabello conquista un bronce en Tokio

El ciclista de La Rambla logra su segunda medalla en Izu en la prueba de velocidad por equipos, en la que compitió junto a Pablo Jaramillo y Ricardo Ten | Quinto podio en su trayectoria olímpica para un cordobés de leyenda

Alfonso Cabello, a la izquierda, junto a Jaramillo y Ten en el podio de Izu con la medalla de bronce.

Alfonso Cabello, a la izquierda, junto a Jaramillo y Ten en el podio de Izu con la medalla de bronce. / RFEC

Francisco Merino

Francisco Merino

El coleccionista de hazañas no se cansa. El cordobés Alfonso Cabello sumó una nueva medalla olímpica en los Juegos Paralímpicos de Tokio. El rambleño volvió a subir al podio formando parte del equipo español de ciclismo en pista junto al valenciano Ricardo Ten y el madrileño Pablo Jaramillo, con los que conquistó el bronce en la prueba de velocidad por equipos, clase C1-C5, disputada en el Velódromo de Izu. Es su segunda presea en esta edición de los Juegos y la quinta en su trayectoria olímpica. Tenía grabado a fuego su objetivo y lo ha logrado exhibiendo su conocido talante como competidor insaciable.

El equipo español se impuso al combinado francés, compuesto por Florian Foulon, Kevin Le Cuff y Alexandre Leaute, en la lucha por el último cajón del podio, con un tiempo de 49.209, algo inferior al de sus rivales, que registraron 49.567. Con este bronce España repite metal en esta misma prueba tras el conseguido en Río, en el que el equipo formado Alfonso Cabello, Amador Granados y Eduardo Santas. Solo repetía Cabello, el nexo crucial en ambas formaciones.

El equipo español lograba marcar el tercer mejor tiempo (49.571) en una clasificatoria dominada por China y Gran Bretaña, logrando el billete para la lucha por el bronce contra Francia, que acreditó el cuarto mejor registro en la serie previa.

En la final, Ricardo Ten, muy motivado tras rozar las medallas en la modalidad de persecución, protagonizó la primera salida. El relevo se lo dio a Jaramillo y el tramo final fue para el récord mundial y campeón paralímpico Alfonso Cabello. El rambleño estuvo imperial y, con una última posta memorable, certificó la victoria española ante los galos con un tiempo de 49.209 inapelable.

"Mis compañeros lo han hecho genial; todos hemos ido a una y aquí está el resultado, un metal que en unos Juegos Paralímpicos se cotiza muy caro y nos sabe a gloria", resaltó el ciclista cordobés al final de la prueba.  El podio lo capitaneó Gran Bretaña, oro con un récord mundial de la especialidad (47.579), con China segunda al acreditar un crono de 47.685.

Un precedente en Río y cinco medallas olímpicas

En los Juegos de Río 2016, Alfonso Cabello obtuvo una medalla de bronce en la competición de velocidad por equipos C1-C5, junto a Amador Granados y Eduardo Santas. Marcaron el tercer mejor tiempo en las clasificatorias con 51.011 y se metieron para la lucha por el bronce con Estados Unidos, venciendo Cabello y compañía con un tiempo de 50.664, por 51.708 de los americanos, mientras en la final el Reino Unido batía a China.

El rambleño también intervendrá el 3 de septiembre en la prueba de ciclismo en ruta, si bien allí contará con menos opciones de luchar por los puestos de finalista. Sin embargo, su trayectoria y estado de forma le sitúan en el centro de los focos.

Tras ganar el oro en el kilómetro contrarreloj, con récord mundial incluido, y el bronce en velocidad por equipos, Cabello ha confirmado que se encuentra en el punto culminante de su carrera. En su palmarés tiene ya cinco conseguidas: dos oros en el kilómetro (Londres 2012 y Tokio 2020) y tres bronces (kilómetro y velocidad por equipos, ambos en Río 2016, y por equipos en Tokio). No hay medallas de consolación en la excepcional carrera olímpica de Cabello, que siempre subió al podio -tanto con oros como con bronces- con el sudor reciente de una victoria.

Las reacciones, en cadena

El nombre de Alfonso Cabello es una referencia en el deporte español desde su condición de ciclista -"sin adjetivos", como suele repetir al referirse a sí mísmo- y gracias a sus conquistas en las citas internacionales del máximo rango como los Mundiales -lleva seis en los últimos siete años, solo faltó en uno por lesión- y los Juegos Paralímpicos. Las felicitaciones al rambleño corrieron en cascada, desde su pueblo hasta la Casa Real, pasando por deportistas de todas las especialidades y clubs de la provincia de Córdoba.